Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos alpinistas mueren en Palencia tras un alud de hielo

Los cadáveres de dos alpinistas fueron recuperados ayer en el Pico Curavacas, sito en la localidad palentina de Vidrieros, donde fueron sorprendidos anteayer por un alud de hielo. El rescate, dificultado por la dureza meteorológica, comenzó el martes, cuando los servicios de emergencia recibieron una llamada de J. J. R. P., de 35 años, quien informó de que había sufrido un accidente mientras escalaba con su hermano, D. R. P., de 26 años, por un canal de hielo a 2.100 metros de altitud.

En la llamada relató que un alud de hielo les había separado, que él estaba lesionado en una pierna y que su hermano parecía estar bien. La comunicación se cortó y no fue posible retomarla. Ayer fueron hallados sus cuerpos por los equipos de rescate, entre cuyos integrantes estaba el bombero Francisco Pérez Rivas, recién llegado de la catástrofe de Haití. La autopsia determinará si los fallecimientos se produjeron por hipotermia o por las heridas durante la caída.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 2010