Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"¡Como si toma vino!"

Ángela Murillo, la presidenta del tribunal que ayer juzgó al ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, ofreció, como viene siendo característico, un par de perlas.

Murillo, que preside la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia, fue ponente de la sentencia del sumario 18/98, también conocido como el caso Ekin, en el que se juzgó a la trama política, mediática, financiera y de relaciones internacionales del llamado entorno de ETA. Llegó a poner en la sentencia que KAS (Koordinadora Abertzale Socialista) era mucho más que un conjunto de organizaciones satélites, que giraban alrededor de ETA. "Era parte de las entrañas de ETA", mientras que "Ekin (la estructura que le sucedió) era su corazón".

Ayer, la abogada de Otegi, Jone Goirizelaia, llamó la atención del tribunal al señalar que un agente que custodiaba a su cliente no le permitía tomar agua, cuando lleva en huelga de hambre desde el lunes pasado. "¿Puede tomar agua?", preguntó la letrada. "¡Como si toma vino!", replicó la presidenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 2010