Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA niega que vaya a incluir formaciones ilegales en sus candidaturas

El presidente de Eusko Alkartasuna (EA), Pello Urizar, negó ayer que vaya a incluir en sus listas electorales formaciones ilegales que no condenen la violencia. El líder de EA quiso zanjar así la polémica que desde semanas atrás está suscitando un posible acuerdo con la izquierda abertzale para concurrir juntos a las municipales de 2011. "Jamás he hablado de ceder las siglas a nadie o de integrar en las listas a ninguna opción ilegalizada", respondió Urizar ayer durante una conferencia de prensa en San Sebastián. De esta forma, el máximo dirigente de EA se desmarcó de las "especulaciones interesadas de los que temen que se pueda articular una mayoría plural abertzale por las vías civiles y políticas".

Tras el batacazo en las últimas elecciones autonómicas, -perdió seis de sus siete escaños- y la escisión que sufrió hace menos de un año, la formación soberanista busca desesperadamente aumentar su cuota electoral en el mundo de la izquierda abertzale.

Antes de que Urizar compareciera ante los medios, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, avisó de que los servicios jurídicos del Estado vigilarán "con lupa y de manera directa" cualquier intento de "quebrar la ley por parte del entorno abertzale y de ETA".

A largo plazo

EA insiste en que mantiene intacta su propuesta política de "unidad de acción soberanista plural". Urizar no negó la existencia de contactos con la izquierda abertzale, al igual que hace con otras formaciones políticas, "porque entendemos", dijo, "que mediante el diálogo se puede llegar a acuerdos". Tampoco rechazó la posibilidad de que finalmente se alcance una unidad de acción soberanista. Si esto sucede, significará que "la izquierda abertzale tradicional apuesta de manera inequívoca y exclusiva por las vías políticas" añadió.

La estrategia de EA se orienta a largo plazo, según Urizar. Este recordó que los pactos actuales entre PP, PSE y UPN se han fraguado durante años y que lo mismo tienen que hacer los partidos soberanistas. "Pretendemos crear algo mucho más amplio. No con una visión electoral sino como una apuesta estratégica muy a largo plazo". Puso como ejemplo el proceso político en Irlanda del Norte. En este sentido, a los dirigentes de EA les consta que la izquierda abertzale está en un debate interno. El presidente de EA señaló que "lo mejor que puede hacer ETA es desaparecer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 2010