Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG se fija como meta gobernar todas las diputaciones

Aunque para las próximas elecciones municipales falta más de un año, el PSdeG ya se ha puesto a trabajar para ellas con el objetivo claro de ganar las diputaciones de Pontevedra y Ourense. Y, por ahora, sus encuestas les hacen creer en unas locales que les quiten de la cabeza la derrota en las autonómicas. Para el líder del PSdeG, Manuel Vázquez, "escapando de la autocomplacencia", la confianza del votante "está girando hacia el partido socialista" en los que serán sus primeros comicios al frente del PSdeG.

Vázquez recuerda que en 2007 el PP retuvo por muy poco la Diputación de Pontevera y confía en restar esos escasos votos dentro de año y medio. La encuesta que manejan augura un incremento del PSdeG a costa de los votos del PP en Vigo y Santiago, mientras que en A Coruña arañarían también algún voto a los nacionalistas, que se mantendrían estables en las dos primeras ciudades. La caída de apoyos al PP, a la espera de que estén listas las encuestas del resto de ciudades gallegas, "es más acusada en el sur", en el que esperan un incremento "muy sustantivo" de votos. "Tenemos la sensación de que vamos a incrementar nuestra presencia. Vamos a mantener las grandes ciudades, por supuesto; pero es que vamos a por las diputaciones de Pontevedra y Ourense", resumió Vázquez.

El puesto de Rafael Louzán en el órgano provincial de Pontevedra lo ocuparía un socialista si a día de hoy se celebrasen elecciones porque la diferencia de votos entre PP y PSdeG "se están acortando".

En Ourense, aunque aún no tienen los datos demoscópicos, también confían en ganar la Diputación debido a la "rebelión" contra el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, encabezada por su presidente, José Luis Baltar, por la elección del presidente provincial en la que participa su hijo. "Feijóo y Baltar están colaborando mucho" en Ourense, ironizó. Allí los socialistas perdieron el órgano provincial por dos diputados, aunque la diferencia de votos fue muy corta y el PSdeG cree posible revertirla.

Como 2010 es el "año clave" para la política municipal, el partido socialista comenzará ya en febrero a prepararse para las elecciones. Por ello, se llevarán a cabo análisis exhaustivos de cada ayuntamiento, su evolución histórica de voto y se buscará reforzar estructuras y candidaturas. Además, cada tres meses se reunirá la comisión de coordinación interna -que ayer celebró su primer encuentro-, uno de los dos nuevos órganos creados por el partido para preparar los comicios municipales, junto con comités provinciales que estarán listos antes de finales de marzo.

"Estamos ilusionados y tenemos un altísimo grado de compenetración", presumió Vázquez, que lo contrapuso con el clima interno de los populares. "Hicimos un esfuerzo muy importante" para superar una situación que podría ser "de mucha debilidad" tras perder el pasado año las autonómicas.

"Si la tendencia de las encuestas se confirma, vamos a por todas", apostó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de enero de 2010