Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CARLOS SALVADOR | Diputado revelación 2009

"Llevo una folclórica dentro"

Pregunta. Premio de los cronistas parlamentarios. Y, según dice, sin dejar jamones encima de las mesas. ¿Hay mucho chorizo en el Congreso?

Respuesta. Como conozco a todo el mundo de forma superficial, diría que no. Aunque estamos en un sitio donde la tentación es muy grande.

P. Diputado revelación: ¿es usted como el Espíritu Santo?

R. Yo soy un tipo de lo más normal, trabajador y con una cierta empatía. Y la ruptura de UPN con el PP me hace estar en un sitio mucho más visible.

P. ¿Es mejor ser diputado o trabajar?

R. Qué fama, por Dios [ríe]. Hay algunos que trabajan poco, pero yo trabajo como una bestia. Y me gusta.

P. Creo que Bono, como novatada, les hace rezar el rosario.

R. Hasta ahora, no. Puede que Jorge Fernández (PP) le haya hecho esto a algún novato de su grupo. Bono es más sibilino.

P. Para entrar al Hemiciclo, ¿usa preservativo o lo hace a pelo?

R. ¡Joé! A pelo.

P. ¿Y qué siente?

R. Pues a veces miedo, muchas veces orgullo y otras, pena.

P. ¿Hay algo en lo que use preservativo?

R. Yo no uso preservativo en general.

P. Va siempre a cara descubierta.

R. Sí. Eso es un poco jesuítico, yo creo. Hay que decir la verdad, y eso te hace libre.

P. Pues le hacía yo más del Opus. Tan revelación y con cuatro hijos...

R. Yo soy más de los jesuitas, absolutamente. Estudié con ellos hasta COU y en la Universidad de Navarra, Derecho. Así que tengo una mezcla un poquito explosiva.

P. ¿Y reza más a san Fermín o a san José María Escrivá?

R. Yo rezo poco. Nadie es perfecto. Pero rezaría más a san Francisco Javier.

P. ¿Qué es lo que más le ha pasmado del Congreso?

R. Reconocer en algunas actitudes y en algunos momentos eso de las dos Españas, o tres, y verlo aquí reflejado demasiado fielmente.

P. Tres Españas. Van creciendo.

R. Digamos izquierda, derecha, periferia...

P. ¿Quién es el mayor piquito de oro de la Cámara?

R. Con mucha diferencia, Rubalcaba. Por desgracia, ya no está como portavoz, pero es un tipo espectacular. Te acuchilla y le tienes que pedir perdón. De oratoria, lo mejor que ha pasado por aquí. Se podía aprender la tira.

P. ¿Ha pillado a Zapatero haciendo sudokus en los momentos de mayor sopor?

R. Yo no le he visto. Pero el otro día alguien negaba que se hicieran sudokus en la Cámara, y a mí me extrañó. Hay sesiones de ocho horas.

P. ¿Y cómo las sobrevive?

R. Lo más recurrente es papel y boli, para no dormirte. Escribo la intervención que tengo otro día.

P. ¿Fue duro el divorcio de su partido, UPN, y el PP?

R. Sí, como todos los divorcios. Pero lo hemos ido asumiendo pensando que teníamos más parte de razón que menos.

P. ¿Y eso de que quiere ser alcalde de Pamplona?

R. No me quiera mal. No está en mis planes ni en los de nadie en mi partido. Hoy por hoy.

P. ¿Sabe alguna palabra en euskera o si la dice le echan?

R. No. Nosotros tenemos una consejera que habla perfectamente euskera. Yo podría saberme palabras de las que salen en las manifestaciones: kanpora, aurrera.

P. "Soy más de Rajoy que de Zapatero". Vaya descubrimiento.

R. No fue muy original, la verdad. Pero como tenemos esa buena sintonía con el PSOE, a algunos se les olvida, porque a veces en nuestras votaciones hacemos difíciles equilibrios, y pudiera parecer que perdemos los principios.

P. Y votar en contra de lo que piensan no es perderlos. ¿En política vale todo?

R. No. Pero está claro que los principios hacen referencia a la esencia. Y unos Presupuestos, o una financiación son temas demasiado crematísticos como para que estén en juego los principios.

P. ¿Con qué diputada se iría de fin de semana?

R. Con Carmen Montón (PSOE) sería un fin de semana complicado, pero interesante. Y con Soraya, seguramente bailaríamos mucho.

P. Siempre habla de trabajo. ¿Es esencialmente aburrido?

R. Sí. Aunque yo llevo una folclórica dentro. Tengo tres hijas, y le quise poner a una Lolaflores, así, todo junto, que era una señora con un par. Pero no me dejó mi mujer.

P. ¿Haber hecho teatro le ha ayudado en sus intervenciones parlamentarias?

R. No. El teatro, en el que estuve 14 años, en lo único que me ha ayudado es para vencer la timidez, aunque no del todo. La última representación la hice siendo senador. También participé en un documental que hicieron los japoneses en Navarra y tuve que hacer de san Francisco Javier. Tendría que haberme visto, con esa malla verde y el paquetillo...

Perfil

Con 43 años y cuatro hijos, considera un privilegio ser diputado, actividad que, a su juicio, tiene "un componente de drogadicción", y le conmueve que Bono, a quien considera "un tío listo, muy listo", felicite el cumpleaños a cada miembro de la Cámara: "Un detalle". Se dice muy deportista, tiene miedo a los toros, porque, aunque alguna vez ha corrido delante de ellos, sueña que le atropellan, y dice que su personaje favorito en teatro es Don Mendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de diciembre de 2009

Más información