Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un director en la balanza

La confrontación entre la Diputación de Vizcaya, dirigida por el peneuvista José Luis Bilbao y el Gobierno vasco sobre el nuevo y todavía indefinido museo Guggenheim de Urdaibai se ha cobrado una víctima colateral en la persona del director general de la pinacoteca, Juan Ignacio Vidarte. La gestión de Vidarte ya contaba con algunas reticencias de partida en el PSE, que estando en la oposición le responsabilizó de los fallos que condujeron al fiasco de la operación de compra de dólares, saldada con unas pérdidas patrimoniales de más de 7 millones de euros, y al desfalco protagonizado por el ex director financiero del museo, Roberto Cearsolo.

Este distanciamiento, evidenciado en la comisión de investigación del Parlamento vasco que indagó ambos casos, no ha mejorado con el episodio del museo de Urdaibai, que el Gobierno de Ibarretxe tampoco vio nunca claro. El Ejecutivo socialista considera que en el pulso planteado por la Diputación con el proyecto, Vidarte no está manteniendo una posición institucional equilibrada entre los dos socios al 50% del Guggenheim.

El Gobierno pone en cuestión la neutralidad de Vidarte en el pulso

La nota oficial ofrecida tras la reunión del patronato del museo del pasado martes, en la que se recogió la postura de la Diputación de seguir adelante con la iniciativa, sin recoger la propuesta del otro socio institucional de abrir un paréntesis de reflexión, no ha hecho sino aumentar estas reticencias sobre su parcialidad. A ello se suma su cargo de director de Estrategia Global de la Fundación Guggenheim de Nueva York, por lo que estaría directamente interesado en que la marca, que debe renovar en 2014 el convenio del museo bilbaino, tenga una nueva sucursal que le aporte royalties.

En el ámbito político, el PNV no ha logrado atraer apoyos al proyecto, que vincula al desarrollo de Urdaibai, como recalcó el jueves en Radio Euskadi la europarlamentaria Izaskun Bilbao. Sin embargo, el secretario general de EA, Pello Urizar, cree que lo que pretende el PNV con esta iniciativa es "dar a entender que siguen siendo el centro de la política vasca", al igual que ocurrió con el nuevo San Mamés. Plantear la construcción de un nuevo museo Guggenheim en esa comarca es "un poco artificial" en la actual situación de crisis, declaró a Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de diciembre de 2009