Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Polémica Vizcaya-Gobierno vasco

El estudio sobre la arquitectura para Urdaibai prefiere elegir el diseño mediante un concurso

La definición del proyecto arquitectónico ocupará la siguiente fase de desarrollo del proyecto de la ampliación del Guggenheim en Urdaibai. Los estudios preliminares, sufragados por la Diputación de Vizcaya, destacan la importancia del diseño arquitectónico, por tratarse de la marca Guggenheim, que ha hecho de esta expresión seña de identidad de los museos de Nueva York y Bilbao, y también por el deseo de que actúe como "paradigma de fusión de arquitectura, medioambiente y arte". La fórmula que se perfila como más idónea para seleccionar al equipo encargado del diseño es el concurso de proyectos con intervención de jurado porque "garantiza el anonimato de los licitadores, encomienda la evaluación a un jurado independiente con autonomía de decisión y permite determinar el número de participantes aplicando criterios objetivos".

Las construcciones ya existentes en la finca de Sukarrieta elegida por la Diputación para ubicar el museo, obra del arquitecto Ricardo Bastida, no salen bien paradas. El informe señala que se trata de una obra menor del arquitecto, "con una composición poco cuidada, por debajo de la calidad de sus obras más reconocidas". El edificio, ocupado hasta ahora por las colonias infantiles de la BBK, se califica como "collage utilitario de escaso valor arquitectónico", situado en un emplazamiento "poco afortunado" que "entorpece la revalorización del entorno paisajístico". La Diputación se había mostrado partidaria de conservar la parte central del edificio de Bastida, para evitar la pérdida de un elemento vinculado desde hace un siglo al paisaje de Sukarrieta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de diciembre de 2009