La universidad coruñesa considera "insostenible" la falta de financiación

Los recursos procedentes de la Xunta para el próximo año caen un 5,4%

Mientras la Universidade de Santiago iniciará 2010 con un presupuesto prorrogado para mantener su actividad ante la imposibilidad de lograr un equilibrio entre gastos e ingresos, los rectores de A Coruña y Vigo sacaron adelante su planificación financiera para el próximo año con una sonada llamada de alerta ante el drástico recorte de la aportación de la Xunta: ningún campus gallego logrará cuadrar sus cuentas si no hay un acuerdo para un nuevo plan de financiación del sistema universitario gallego que garantice "suficiencia, equilibrio y eficiencia". Las tres universidades forman una piña en sus reivindicaciones, que urgen al Gobierno gallego a sentarse para negociar la financiación del próximo quinquenio.

"El escenario financiero será insostenible" a partir del próximo año, y más ante los gastos que requiere "este momento histórico de adaptación al espacio europeo", claman desde el Rectorado coruñés, que ayer aprobó unas cuentas "congeladas" para 2010 "ante la caída" de los ingresos procedentes de la Xunta en un 5,4%. La Universidade da Coruña, con un presupuesto de 137,7 millones de euros, echó mano de "recursos propios", esto es "del dinero ahorrado" en anteriores ejercicios, para compensar el recorte de nueve millones del fondo incondicionado que aporta el Gobierno gallego. En Vigo, esa disminución es aún mayor, casi diez millones, y abordará también 2010 con un difícil escenario presupuestario, que le obliga a reducir sus cuentas a 176 millones, un 3,4% menos que en 2009.

En su cartera de quejas, lamentos y reclamaciones A Coruña alza la voz "ante una situación insostenible" que no sólo es causa "de un contexto económico recesivo", sino de que ni siquiera se cumplieron las expectativas que prevía el actual plan de financiación del sistema universitario gallego en vigor hasta el próximo año y que toca renovar. "No se alcanzaron los objetivos de convergencia interna ni externa planteados" en ese documento, destacó ayer el vicerrector coruñés de Planificación Económica, Ángel Fernández. Y emplazó a la Xunta a negociar un nuevo plan "no a partir de los presupuestos de las universidades para 2010, que son excepcionales", sino de las previsiones incumplidas de la actual planificación que ya es más bien paupérrima, dicen desde el rectorado coruñés. "El sistema universitario gallego está a la cola del Estado en financiación universitaria", insistió Fernández. Y la de A Coruña "es la universidad pública española con menor financiación por alumno". "Las diferencias se agravan por la ausencia de correcciones de los déficits de infraestructuras, lo que perpetúa el desequilibrio e impide la cooperación y competencia en igualdad de condiciones", remachó Ángel Fernández. Con todo esto, la universidad coruñesa excluyó de sus recortes para 2010 las partidas para investigación y becas para estudiantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS