Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La Fiscalía de Las Palmas investigará el amaño de partidos

La decisión supone circunscribir la investigación al encuentro entre la Unión Deportiva y el Rayo

El amaño de partidos en España se reduce, por el momento, a un único encuentro sospechoso, el disputado por la Unión Deportiva Las Palmas y el Rayo Vallecano en la última jornada de Segunda División de la pasada temporada: 0-0, resultado con el que el cuadro canario conservaba la categoría y el portero del madrileño, Cobeño, ganaba el Trofeo Zamora. Eso se desprende, al menos, de la decisión de la Fiscalía General del Estado, hecha pública ayer, de enviar el expediente a la Fiscalía de Las Palmas de Gran Canaria "para su conocimiento y para que valore con plena libertad de criterio" si los hechos constituyen un delito o no, si la causa sigue adelante o se da carpetazo al asunto.

El escándalo estalló hace 10 días, cuando la Federación Española de Fútbol envío a la Fiscalía un informe sobre la supuesta compra de partidos en España y el consiguiente enriquecimiento de algunos gracias a las apuestas. La UD Las Palmas salió al paso de la información, reconoció que el club estaba siendo investigado y señaló con nombre y apellidos a siete jugadores -todos de categorías inferiores, ninguno en las filas del club canario y sólo uno del Rayo, suplente aquel 13 de junio- como presuntos implicados.

El ambiente estaba caldeado, pues el anuncio, hecho público por el organismo que preside Ángel María Villar en el mismo momento en que decidió trasladarlo a la Fiscalía, se produjo tan sólo unas semanas después de que la Fiscalía de Bochum (Alemania) lanzara una redada multinacional -alcanzó a Suiza, Austria y Reino Unido- contra una mafia de apuestas deportivas que había logrado corromper 200 partidos de nueve campeonatos europeos distintos (categorías inferiores de la Bundesliga, la Liga turca y siete torneos de menor rango), de la fasse previa de la Liga de Campeones y de la actual Liga Europa (antigua Copa de la UEFA). La operación acabó con 17 detenidos y un árbitro y varios jugadores de la Segunda y la Tercera alemanas bajo sospecha.

La investigación española no tenía nada que ver con esa última oleada contra el fraude, sino que provenía de una alerta anterior de la UEFA. La institución que gobierna el fútbol europeo cuenta con un sistema de seguimiento de apuestas que le permite detectar movimientos extraños en torno a determinados partidos. Por ejemplo, si un encuentro de escasa entidad logra mover cantidades millonarias o si una determinada casa de apuestas concentra un número inusual de papeletas.

Las cosas han avanzado poco desde entonces. Tras estudiar tanto el escrito enviado por la federación, como toda la documentación aportada sobre el caso, la Fiscalía ha considerado que la competencia territorial para valorar si ha lugar a una querella corresponde a sus colegas canarios. Ahora éstos seguirán sus mismos pasos. Analizarán toda la documentación relacionada con el asunto, harán las averiguaciones que consideren necesarias, ordenarán las actuaciones correspondientes y decidirán si el caso sigue adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 2009