Trabajo sanciona a CRTVG por cesión ilegal de trabajadores y fraude de ley

La radio contrató por convenio con la Universidad al ex decano de Periodismo

Lejos de mejorar el galimatías laboral que desborda a la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG), las infracciones prosiguen su escalada. Las últimas se han puesto de manifiesto con tres actas de la Inspección de Trabajo en Radio Galega, dos por fraude de ley en la contratación de senda empleadas, una de ellas la jefa de Programas, y la tercera por cesión ilegal de trabajadores. Este caso afecta al ex decano de la facultad de Xornalismo de Santiago Miguel Túñez, contratado para presentar y dirigir el programa A Tarde mediante un convenio entre la radio y la universidad.

Las actas de la inspectora, a las que ha tenido acceso este periódico, consideran "comprobado" que Miguel Túñez "ha estado sujeto a una cesión ilegal de trabajadores", al estar contratado por la Universidad de Santiago para "cederlo" a la radio autonómica. Sus funciones desde el 1 de noviembre pasado incluyen la coordinación y dirección de personal propio de la radio, y cubren necesidades que, de no ser realizadas por Túñez, "tendrían que ser encomendadas a algunos de los locutores de la plantilla estable de la empresa". El convenio, añade la inspectora, es "una mera puesta a disposición de este trabajador" desde la Universidad a la empresa cesionaria, sin que la primera ejerciera "funciones inherentes a su condición de empresarios". Es decir, la universidad actuó como "una ETT".

En el momento en que se firmó el convenio, a Túñez le faltaban dos meses para abandonar la dirección de la Facultad de Ciencias da Comunicación, en la que cesó como decano el 10 de noviembre. El director general de CRTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, fue docente en la misma facultad como profesor asociado hasta la fecha de su nombramiento como máximo responsable de la compañía.

El objetivo del convenio consiste en la "actualización de conocimiento en lo tocante a las rutinas de las fases de producción"; las "variaciones que introduce la digitalización en los contenidos de la radio", y su actualización práctica en las tareas de conducción y locución del programa. La inspectora constató que, en la práctica, se limita a la dirección y presentación de A Tarde, por lo que propone una sanción. La ley tipifica esta infracción como muy grave, sancionable con una multa de hasta 187.515 euros. La inspectora no valora por falta de "competencia" otras posibles infracciones, como la Ley de Incompatibilidades en que podría incurrir Túñez como funcionario público, o de la Ley de Transparencia, por no contar el convenio con autorización del Consello de la Xunta.

Los otros dos casos denunciados por la Inspección, dependiente del Ministerio de Trabajo, afectan la contratación "en fraude de ley" de la jefa de Programas de Radio Galega, Gloria Ferreiro, y de la presentadora del programa de los servicios informativos Bos Días, Laura Casares. La primera fue firmada con la categoría de locutora interina, sin que las funciones ni la duración del contrato se correspondan con ese modelo. Casares se vinculó bajo la modalidad de artista, sin cumplir el requisito de prestar una actividad de esas características, lo que implica "dos infracciones", una de ellas grave. Consultada por este periódico, la dirección de CRTVG rehusó comentar los casos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS