Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los amaños de partidos también manchan al fútbol español

La Federación remite a la fiscalía un informe de la UEFA que pone bajo sospecha a varios jugadores y equipos de distintas categorías supuestamente involucrados en apuestas ilegales

El escándalo de las apuestas ilegales en Europa ha salpicado de lleno al fútbol español, hasta ahora supuestamente libre de sospechas. Así se desprende, al menos, de la decisión tomada ayer por el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF), que acordó la apertura de un expediente disciplinario deportivo contra diversos futbolistas que poseen "licencia para participar en las competiciones oficiales nacionales".

La UEFA, a través de una investigación global en el fútbol europeo, alertó a la RFEF de la existencia de infracciones eventualmente cometidas por deportistas que habían apostado especulando con el resultado de los propios partidos que disputaban y de otros encuentros. Según supo ayer este periódico por fuentes federativas, se trataría de una veintena de futbolistas pertenecientes a equipos de Primera División, de Segunda, entre ellos al menos dos del Rayo Vallecano, y de categorías inferiores. No obstante otras fuentes consultadas dijeron no tener constancia de la implicación de jugadores de Primera. A última hora de ayer, la web del Las Palmas, equipo supuestamente implicado por su partido ante el Rayo, admitía que hay siete jugadores investigados, entre ellos el portero del Zaragoza López Vallejo, y el rayista Francisco Medina Luna, Piti, que no participó en el partido. El resto de la lista, siempre según el club canario, la completarían Francisco Javier Suárez Lizano, Mario Gómez Atanet, Juan Carlos Ceballos Pinto, Raúl Lucha Hurtado, Javier Monteys Verdaguer, todos de categorías inferiores. La web del Las Palmas también asegura que la RFEF le ha dado traslado de la decisión de incoar procedimiento disciplinario extraordinario al club amarillo y al Rayo Vallecano.

La reforma del Código Penal introduce los delitos de soborno y fraude en el deporte

17 estafadores fueron detenidos hace días por presuntas trampas en la 'Champions'

Entre los involucrados por apuestas ilegales figuran al menos dos futbolistas del Rayo

En julio la UEFA pidió información sobre el Las Palmas-Rayo, que acabó con 0-0

"Tras averiguaciones en el marco de unas diligencias informativas, se ha obtenido diversa documentación, lo que ha llevado a que, en atención a lo dispuesto en el artículo 34 del Real Decreto 1591/1992, el Comité haya trasladado a la Fiscalía General del Estado el expediente que obra en su poder, en el entendimiento de que lo acontecido pudiera revestir el carácter de delito o falta penal", señala la RFEF en un comunicado.

La RFEF, a través de su Asesoría Jurídica, "se pone a disposición de la Fiscalía General del Estado, y, en completa sintonía con la UEFA, continuará con las investigaciones que procedan en el marco de las diligencias penales que a partir de esta comunicación, en su caso, se puedan poner en marcha", según continúa el comunicado. La federación agrega que no tiene "ninguna otra constancia oficial sobre otros encuentros deportivos del campeonato español donde presuntas infracciones del mismo tipo estén siendo investigadas", aunque no especifica cuál es el partido por el que sí ha iniciado las investigaciones.

En julio, la UEFA envió una solicitud a la RFEF para que le enviara información sobre un partido de Segunda División de la pasada temporada que podría haber sido amañado por una presunta trama de apuestas. El sorprendente aumento del volumen del dinero jugado hizo sospechar que el encuentro en cuestión era el Las Palmas-Rayo de la jornada 41, disputado el pasado 13 de junio. El partido acabó con 0-0, un resultado válido para los dos equipos. Porque, a los canarios, ese punto les salvaba del descenso, mientras los madrileños conseguían que su portero Cobeño ganara el trofeo Zamora. En el partido hubo silbidos del público ante la falta de jugadas de peligro, incluso se oyeron gritos de "¡tongo!". Pepe Mel, entrenador del Rayo, llegó a preguntar a sus jugadores en el descanso si habían llegado a algún acuerdo con los rivales para pactar al resultado. La respuesta fue negativa. Entre los motivos por los que ese partido fue investigado por la UEFA estuvieron las supuestas apuestas que un jugador del Rayo realizó en varias terminales de las localidades madrileñas de Leganés y Villalba. Los primeros datos apuntan a que ese futbolista y gente cercana a éste apostaron varias veces por el 0-0, por lo que la casa de apuestas decidió bloquear esa variante y avisar a la UEFA. Sin embargo, tras el partido, el árbitro del mismo, Lizondo Cortés, declaró: "Si veo algo extraño y lo considero oportuno puedo parar un partido, pero yo no vi nada raro".

En el Consejo de Ministros celebrado el pasado 13 de noviembre, se aprobó el proyecto de reforma del Código Penal en el que el Gobierno introducía nuevos delitos, entre ellos los sobornos y fraudes en el deporte. En el comunicado emitido tras la reunión del gabinete se decía textualmente: "Se tipifican penalmente las conductas más graves de corrupción en el deporte, como los sobornos llevados a cabo tanto por miembros y colaboradores de entidades deportivas como por los deportistas, árbitros o jueces encaminados a predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una competición deportiva". Tras esa decisión, el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, mostraba su satisfacción: "Es un mensaje inequívoco del Gobierno para todos aquellos que tengan la tentación de manipular las competiciones", enfatizó.

El pasado 20 de noviembre fueron detenidos 17 estafadores (15 en Alemania y dos en Suiza) relacionados con el supuesto amaño de partidos de Champions, Copa de la UEFA y nueve torneos nacionales de Europa. La operación fue liderada por la fiscalía alemana, que investigó 200 partidos.

La ley que abre la investigación

- 1. Los órganos disciplinarios deportivos competentes deberán, de oficio o a instancia del instructor del expediente, comunicar al Ministerio Fiscal aquellas infracciones que pudieran revestir caracteres de delito o falta penal.

- 2. En tal caso los órganos disciplinarios deportivos acordarán la suspensión del procedimiento, según las circunstancias concurrentes, hasta que recaiga la correspondiente resolución judicial.

En cada supuesto concreto los órganos disciplinarios valorarán las circunstancias que concurran en el mismo, a fin de acordar motivadamente la suspensión o la continuación del expediente disciplinario deportivo hasta su resolución e imposición de sanciones, si procediera.

- 3. En el caso de que se acordara la suspensión del procedimiento podrán adoptarse medidas cautelares mediante providencia notificada a todas las partes interesadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de diciembre de 2009

Más información