Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ CARLOS ROVIRA | Comisario del Año Hernandiano

"Miguel Hernández está por encima de las estupideces"

Su vida es la literatura y la gestión cultural. José Carlos Rovira, catedrático de Literatura en la Universidad de Alicante, acaba de ser nombrado por la ministra de Cultura comisario del Año Hernandiano. Su tarea es coordinar a las distintas administraciones que programarán actos para recuperar a un poeta "universal, necesario y de la memoria" como fue Miguel Hernández del que se conmemora el centenario de su nacimiento a partir del 1 de enero de 2010. Rovira, ex vicerrector de la Universidad de Alicante y estudioso de la obra de Hernández, prefiere evitar la polémica por el futuro del legado del poeta, aunque afirma que la obra de Miguel Hernández está "por encima de las estupideces humanas".

"Espero que el legado siga en Elche, donde Josefina Manresa lo depositó"

"El Año Hernandiano se presenta con muchas actividades"

"No pretendemos controlar nada, ni estar presentes en todo"

Pregunta. ¿Quién participa en la comisión nacional del Año Hernandiano?

Respuesta. Todas las instituciones que colaborarán en el centenario del nacimiento del poeta: Generalitat, Gobierno, la Diputación de Alicante, los ayuntamientos de Orihuela y Elche, las universidades de Alicante y Elche, el Gil-Albert, la Fundación Miguel Hernández y otras instituciones que plantean propuestas sobre esta efeméride.

P. ¿Como comisario, de qué se encargará?

R. De coordinar las actividades de la comisión ejecutiva nacional, que presiden los Reyes. No pretendo coordinarlo todo sino arropar aquellas iniciativas de las diferentes instituciones. La comisión se constituirá pronto y fijaremos una línea de programación, que a nivel estatal la lleva la Sociedad de Conmemoraciones Culturales.

P. ¿Y qué se está gestando?

R. Además del Congreso Internacional, que se celebrará en Alicante, Elche y Orihuela, habrá un momento central en octubre de 2010 con la inauguración en la Biblioteca Nacional de una gran exposición sobre el significado universal y esencial del poeta. También hay dos seminarios previstos, uno por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, sobre la poesía y la historia, y otro en la Universidad Complutense de Madrid sobre la recepción de Miguel Hernández en el mundo, traducciones, estudios críticos... y un sinfín de actividades como teatro o música.

P. ¿Pero su misión cuál es?

R. Que no se solapen estas actividades e intentar asumir aquellas que necesitan ayuda. Aunque no pretendemos controlar nada, ni estar presentes en todo, ya que eso es imposible, el Año Hernandiano se presenta con múltiples actividades en toda España.

P. ¿Qué objetivo tiene este año?

R. Miguel Hernández es un poeta universal, y ese valor lo tiene su obra, que tiene presencia múltiple en el mundo. En poco más de diez años de escritura recorre lo que se estaba haciendo en esos años. El segundo valor es lo que [Antonio] Buero Vallejo decía "poeta necesario": Hernández reflejó el drama y las esperanzas de aquellos años, fue el reflejo de una época dramática. Y luego, es el poeta de la memoria, las circunstancias desdichadas en las que muere en la cárcel de Alicante lo convierten en un referente, símbolo literario y de la tragedia.

P. ¿Le preocupa que la pugna por el legado ensombrezca todas las actividades?

R. Espero que se resuelva, cuando hay conflicto lo mejor es que se aclare. Por prudencia no opinaré sobre las razones que esgrimen unos y otros, por parte de los herederos de Miguel Hernández están interesados en que la conmemoración sea grande, y otras circunstancias hay que atenuarlas y solucionarlas. Espero que el legado siga en Elche, donde Josefina Manresa lo depositó. Yo fui uno de los que en 1988 hizo la primera catalogación del legado y confío en que mantenga su unidad en el centro de estudios hernandianos, debemos olvidar el conflicto.

P. ¿Vale tanto este legado, más de tres millones de euros?

R. Yo no soy perito, el legado es esencial desde el punto de vista científico-literario, y simbólico, es muy apreciable, pero no quiero entrar en detalle, ni dar cifras.

P. ¿El nombre de Miguel Hernández debe estar por encima intereses personales?

R. Todos hacen bien en defender sus derechos, para eso hay una ley de propiedad intelectual. A partir de ahí, claro que la figura y obra de Miguel Hernández está por encima. Siempre he dicho, y no solo por este tema sino por otros, que Miguel Hernández está por encima de las estupideces humanas que hemos ido cometiendo a lo largo de muchos años. Yo creo que lo más importante es que el poeta de Orihuela y del mundo se convierta y adquiera la dimisión literaria y universal que merece, y otro tipo de cuestiones debemos dejarlas de lado. Y no quiero posicionarme sobre ningún tipo de conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 2009