ADMINISTRACIÓN

Euskadi da los primeros pasos para implantar el 'software' libre

El Gobierno vasco ha puesto la primera piedra para que todos sus organismos empiecen a trabajar con software de código abierto. La consejera de Administración pública, Idoia Mendia, ha firmado un convenio con la Asociación de Empresas de Software Libre de Euskadi (ESLE) para que asesore al Gobierno autónomo en la definición de unos nuevos estándares que permitan garantizar la neutralidad tecnológica.

Hasta ahora, el uso de licencias libres en la administración vasca es anecdótico y se reduce casi en exclusiva, según reconoce el director de Informática y Telecomunicaciones del Ejecutivo autonómico, Txema García Orois, al uso de Open Office. "Como sistema operativo ahora está definido Microsoft. No se trata de cambiarlo todo ahora; lo que queremos es que haya libertad de elección", explica Orois.

Más información

El objetivo es que a partir del año que viene los pliegos de condiciones para el suministro de tecnologías a la Administración recojan las soluciones de software de código abierto y que así los proveedores de éstas puedan competir en los concursos "en igualdad de condiciones".

Ahorro de licencias

Aunque Orois niega que sea el objetivo principal, señala que el Gobierno ahorrará dinero con la implantación del código abierto. A finales del año pasado el Gobierno de Vitoria dedicó 600.000 euros a renovar las licencias de Microsoft Office Enterprise y licencias de mantenimiento de Windows en los centros educativos.

Para Daniel Armendáriz, director de ESLE, "es el primer paso en una apuesta política que entendemos muy positiva". En virtud del convenio firmado, esta asociación, que reúne a 36 empresas, elegirá a tres especialistas y un representante permanente en el Comité Asesor en materia de Software Libre. En este comité habrá también dos representantes del Gobierno vasco y a uno de la federación nacional de programadores de software libre, ASOLIF.

Este comité analizará las necesidades en la Administración y en la educación en cuanto a escritorios y aplicaciones y, a partir de ahí, valorar las posibilidades de migración y definir proyectos piloto.

El Gobierno vasco ha consignado en los presupuestos de 2010 unos 800.000 euros para crear una Oficina Técnica de apoyo al Software Libre, para comprobar el uso del software libre y promover su uso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de noviembre de 2009.