Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Huéspedes de diseño a la última

Un hotel malagueño, escaparate para 26 creadores de nuevas tendencias

Hora del desayuno en el hotel Room Mate Lola. Los huéspedes apuran sus zumos y cafés sorprendidos por tanto ajetreo. No es que haya desembarcado un autobús repleto de japoneses, no, es que una miríada de jóvenes con llamativos atuendos y bastante acelerados suben y bajan de las dos primeras plantas de este hotel malagueño convertido ayer en un escaparate donde 26 creadores exhiben con mucho ingenio sus propuestas de moda, diseño, complementos, fotografía, peluquería, estilismo... Es la primera edición de LoverBooking, una iniciativa que persigue la promoción de los nuevos creadores de tendencias con el fin de abrirles las puertas del mercado.

Las dos primeras plantas del hotel Room Mate Lola, cercano a la Alameda Principal malagueña, se transformaron ayer gracias a la inventiva de estos jóvenes creadores. En esos escaparates con servicio de habitaciones sólo quedaron las camas. El resto de la estancia era un espacio libre para la imaginación. Y vaya si la hubo. El fotógrafo marbellí Saud Rifat fue quizá el que más sorprendió con su propuesta de customización de su habitación, donde reprodujo con todo detalle un remedo del jardín del edén, ese mítico lugar en el que se supone que Dios puso al hombre tras crearlo. "Investigamos sobre este tema y recreamos nuestro propio jardín del Edén para utilizarlo como un set de fotografía. Es una muestra de lo que el equipo de mi firma puede idear para este sector de la fotografía", explica Rifat.

En las habitaciones sólo quedaron las camas. Un espacio para la imaginación

En la misma segunda planta, Noelia Vivar recibía vestida de maestra de pista en la habitación 207, que recreaba un circo, con carpa incluida. A sus 30 años, Vivar lleva ya varios diseñando bolsos y complementos bajo la firma Malabarista. "La idea de la carpa circense está ligada a los productos que tienen algo de retro y cierto toque circense", explicaba satisfecha.

Una planta más abajo, la habitación 105 se encontraba en cuarentena. El motivo: un alienígena ha llegado a la Tierra con un virus infeccioso y mortal. Tras recrear una sala de aislamiento, con marciano incluido sobre la cama, Adolfo Lendoyro presentaba una amplia gama de atrevidos zapatos bajo la firma Dolfie.

"Estamos muy satisfechos con la respuesta que ha encontrado LoverBooking entre los jóvenes creadores. Recibimos más de 100 propuestas a nivel nacional, con lo cual hemos elegido una de cada cuatro. La iniciativa ha gustado porque se trata de poner cara a los creadores de muchos productos que quizá luego encuentres en las grandes cadenas", explica Cristina Rosón, responsable de la iniciativa con su estudio creativo La Madre de los Beatles y en la que han colaborado tanto la Junta como el Ayuntamiento de Málaga.

"A nosotros nos convenció desde el primer momento para brindar el hotel. La cadena Room Mate es la que más en contacto está con este mundo de la creación y el diseño, ya que nuestros hoteles se basan en ese concepto. Con el LoverBooking reafirmamos nuestro espíritu de que ir a un hotel ha de ser como estar en casa o ir de visita a casa de un amigo", señala Armando Unsain, responsable de comunicación de la cadena hotelera.

Junto a este gran escaparate hotelero, LoverBooking también organizó un programa de conferencias a cargo de alguno de los diseñadores nacionales más punteros, como Inés Aguilar, de La Casita de Wendy o José Castro, alma del concepto Desigual, triunfador de la última edición de Madrid Fashion Week.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de noviembre de 2009