Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESARIOS, POLÍTICOS Y SINDICATOS CRITICAN A GERARDO CAMPS

"Irresponsable e imprudente"

- Alarte exige el cese del consejero de Hacienda "por poner en peligro la CAM" - Francisco Camps desautoriza al vicepresidente: "Las cajas son excepcionales"

La carga de profundidad que dejó caer Gerardo Camps al afirmar el miércoles ante un grupo de periodistas que Caja Mediterráneo (CAM) "entrará en pérdidas" en 2010, desató una violenta tormenta en la que empresarios, políticos y sindicatos coincidieron al subrayar el proceder "irresponsable, imprudente", incluso, "frívolo" del vicepresidente económico, consejero de Hacienda y presidente del Instituto Valenciano de Finanzas, la entidad que vela por la solvencia del sistema financiero en la Comunidad Valenciana.

POLÍTICOS "Es inaceptable jugar con los ahorros de la gente"

Jorge Alarte, secretario general del PSPV, exigió la "inmediata" dimisión del consejero de Hacienda por "poner en peligro la credibilidad de la CAM y los ahorros de los ciudadanos. Ha cuestionado los dos principales valores de cualquier institución financiera: la confianza y la credibilidad. Es inaceptable jugar con los ahorros de la gente".

Francisco Camps, presidente de la Generalitat, recogió los platos rotos con un elogio a las cajas valencianas: "Tanto la CAM como Bancaja son dos entidades excepcionales, la tercera y la cuarta cajas de ahorro más importantes de España. Tenemos órganos de gobierno independientes en las cajas de ahorro, que toman decisiones siempre al servicio de la economía y del sistema financiero de la Comunidad Valenciana y así va a seguir siendo".

Una desautorización del consejero de Hacienda que fue celebrada por Modesto Crespo, presidente de la CAM, quien subrayó el reconocimiento de "la fortaleza de Caja Mediterráneo". "Las palabras del presidente de la Generalitat devuelven la normalidad a la situación generada en los últimos días", aplaudió Crespo.

José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación y del PP de Alicante, redondeó: "Los datos de este año han sido positivos y la CAM, como todas las entidades financieras, se ha preparado para estos momentos complicados. Mi plan de pensiones lo tengo con la CAM y no pienso cambiarlo".

Ripoll dijo, además, que el propio Gerardo Camps le había asegurado que "lo que se ha dicho que ha dicho es mentira" y que "no ha dicho nada de resultados negativos de la CAM, que no tiene datos y por tanto no puede hablar sobre ello".

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, prefirió guardar silencio hasta que haya un plan definido para el futuro de las cajas.

José Antonio Fernández Cabello, coordinador de Esquerra Unida de Alicante, tachó de "lamentables y desafortunadas" las declaraciones del consejero: "Es una grave irresponsabilidad crear una alarma que pone en peligro los depósitos de miles de ciudadanos".

EMPRESARIOS "Imprudente y frívolo"

Cierval, la patronal autonómica, asumió oficialmente la versión de la Generalitat: "No podemos valorar unas declaraciones que han sido desmentidas por el Consell, el desmentido descalifica la información".

Antoni Mayor, presidente de la patronal hotelera Hosbec, tildó la frase de Gerardo Camps de "inadecuada". "Opinar sobre futuribles, aunque fuera verdad, es imprudente", agregó.

Cara a la galería, ninguna de las patronales provinciales quiso comentar el asunto. Pero varios empresarios consultados coincidieron al considerar "imprudente", "irresponsable" y "frívolo" el comentario del vicepresidente económico.

"Nunca, nunca en la historia, había visto algo parecido", comentó una fuente del sector financiero, "cuando las cosas van mal se resuelven en privado y, cuando están resueltas, se anuncia la solución. Poner en duda la solvencia de la CAM desde la autoridad política es una irresponsabilidad absoluta que implica a miles de clientes".

Otra fuente vinculada al sector financiero deslizó: "Estos chicos han perdido el norte. Las declaraciones de Gerardo Camps sobre la CAM son como lo de la cuneta", en alusión a la desafortunada intervención del presidente de la Generalitat ante el pleno de las Cortes hace ocho días, cuando le espetó al socialista Ángel Luna: "A usted le encantaría coger una camioneta, venirse a mi casa de madrugada y que a la mañana siguiente yo apareciese boca abajo en una cuneta".

El presidente de la Generalitat se disculpó horas después. El miércoles, fue el departamento de prensa de la Generalitat el que desmintió a última hora al vicepresidente económico.

Roberto López, director general de la CAM, esgrimió un informe elaborado por Analistas Financieros Internacionales que avala que la caja logró un beneficio neto de 199,7 millones hasta septiembre, un 33,8% menos que en ese periodo de 2008, pero con indicadores de eficiencia por encima de los que tiene la media del sector de cajas.

Arturo Virosque, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia y convencido defensor de la fusión de las dos cajas valencianas, le tiró un capote al consejero de Hacienda y descompuso la versión oficial: "Gerardo Camps tiene datos, sabe de lo que habla".

La patronal de pymes (Cepymeval) se reunió en Alcoi y defendió que en una fusión "deben prevalecer los intereses económicos y empresariales y no otros". En la cita no faltaron voces que reclamaron la despolitización de las cajas y más presencia de impositores y empresarios.

Bancaja guardó un mutismo total ante las palabras del vicepresidente económico.

SINDICATOS "Irresponsable"

Los sindicatos de la CAM se mostraron indignados por las palabras de Gerardo Camps.

SICAM, el sindicato mayoritario, defendió que las afirmaciones revelan el "desconocimiento" de la realidad de la CAM y confirman "la irresponsabilidad de la que son capaces algunos políticos, que no valoran la alarma social que provocan, con tal de salirse con la suya a costa de empleos o de hundir una entidad". SICAM se opone a una fusión con Bancaja o cualquiera otra que tenga un coste social.

Ventura López, responsable de CGT en la CAM, declaró: "No me puedo creer que con el cargo que tiene se atreva a salir a perjudicar a una caja. Si Francisco Camps tuviera algo de criterio lo tendría que destituir".

Federico Pastor, responsable de UGT en la CAM, también lamentó las palabras "muy desafortunadas, fuera de lugar, máxime cuando no son ciertas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 2009