Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fusión de cajas

La CAM saca pecho financiero

En plena tormenta tras las declaraciones del vicepresidente económico del Consell, Gerardo Camps, Caja Mediterráneo (CAM) siguió ayer trabajando. La entidad financiera prepara la asamblea general ordinaria prevista para la próxima semana y, con este motivo, el director general de la CAM, Roberto López, mantuvo por la mañana una reunión preparatoria en Valencia. En ella, presentó el informe elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI) sobre los datos de la caja al cierre del tercer trimestre. La CAM logró un beneficio neto de 199,7 millones, un 33,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. El informe, que periódicamente elabora AFI, evidencia que los ratios de la CAM, por ejemplo el de eficiencia, están por encima de los que registra en estos momentos la media del sector de cajas. También del sector bancario, según explicaron fuentes presentes en la reunión.

No fue ayer, sin embargo, el único foro en el que se defendió la fortaleza de la caja alicantina. La secretaria general del PSPV-PSOE de Alicante, Ana Barceló dejó claro que de las cuentas de la entidad financiera "no se deduce que vaya a entrar en pérdidas". La dirigente socialista, por el contrario, defendió que las cifras muestran la capacidad de la entidad financiera "de captar recursos". Barceló fue más allá y también defendió que la CAM cuenta con mejores ratios que Bancaja.

Los sindicatos de la caja de ahorros alicantina también destacaron que las cifras de la CAM contradicen las declaraciones del consejero. Y no faltó quien recordó que la caja lanzó el año pasado a Bolsa cuotas participativas. Fue, de hecho, la primera y única caja de ahorros española que se atrevió a colocar en Bolsa estos títulos sin derechos políticos. La CAM realizó una primera emisión de 50 millones de cuotas por un importe de 292 millones de euros. Y hace un año, en la asamblea general ordinaria de noviembre, se respaldó mayoritariamente la pretensión del consejo de administración de tener permiso para colocar en Bolsa títulos durante los próximos tres años hasta por un 17,5% más del valor de la entidad, que se sumaría al 7,5% ya emitido. La entidad, en cualquier caso, no ha usado aún ese permiso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 2009