EMPRESAS

Prusland conecta en Internet audiencias y anunciantes

La 'start up' de Fernández y Pita ofrece a los autores de vídeos y a sus distribuidores 12 euros por visionado publicitario

"¡Tenemos ingresos, cash flow y hasta EBIDTA!". Antonio Fernández está exultante, y no es para menos. Él tiene lo que casi nadie: anunciantes dispuestos a gastarse el dinero en Internet, pero no saben dónde ni cómo.

Fernández se encarga de que esos anunciantes encuentren lo que quieren. En su página se juntan campañas publicitarias en busca de una audiencia, con vídeos y distribuidores de opinión que buscan algún ingreso. Cada uno tiene algo que el otro necesita.

Don Ramonadas, un simple vídeo de dibujos, se ha embolsado 524,90 euros por incluir un spot de Fanta, que el anunciante paga a 12 euros el visionado. El vídeo ha sido visto por más de 43.000 personas. Y, lo mejor, de todo, a Fanta aún le quedan 2.500 euros para gastarse en Internet antes del 15 de diciembre. Coca-Cola, con un anuncio de Burn Day, quiere gastarse 3.252 euros antes de fin de año, y Movistar, con Tarifa Plural, 2.380 euros más. Los tres buscan a esa masa de público desconocida que se pasa el día en Internet mirando vídeos.

Más información

Un audiencia fantasma

"El anunciante está despistado en estos momentos", explica Fernández. "No sabe cómo conectar con la gente joven, que ve las series de la tele en Internet, que no se compra un periódico y que su radio resulta que es un iPod".

Fernández tiene la respuesta: Prusland.com, el sitio fundado por él y Juan Pita que apenas lleva un mes en Internet, pero que tiene ingresos desde el primer día.

"Nosotros ofrecemos a las agencias de medios el cliente más buscado: joven, de entre 17 y 32 años, nivel adquisitivo medio medio-alto, nivel cultural alto, un sólo anuncio y en prime time. No hay nada más potente. En ese sentido, somos la llave de las microaudiencias". Según él, las centrales de anuncios (que distribuyen las campañas entre los distintos medios) están encantadas con la iniciativa.

En la página de Prusland se encuentra todo detalladado, transparente y simple. A un lado el anunciante con su campaña, el dinero que está dispuesto a pagar y el tipo de audiencia que busca; en otro lado los autores de vídeos, que pueden elegir la publicidad que más les guste, y, en un tercer apartado, el distribuidor (sociópata, le llama Fernández), que no tiene vídeos, pero que por ser bloguero o por tener muchos contactos es capaz de distribuirlo viralmente a cientos o miles de cuentas.

"El distribuidor deberá llega a un acuerdo con el autor del vídeo para repartirse los ingresos publicitarios, pero nosostros no entramos", dice Fernández. Los ingresos de Prusland ya han sido negociados anteriormente con la agencia publicitaria. "En realidad somos unos desintermediadores. Es el autor del vídeo quien directamente elige la publicidad que quiere insertar".

Derecho a veto

Fernández reconoce que el anunciante se reserva "la bola negra", la decisión última de si quiere pegar su publicidad a un vídeo concreto.

"Hay marcas que, por política empresarial, no quieren, por ejemplo, anunciarse junto a imágenes de alcohol o tabaco, pero hemos tenido sorpresas". El fundador de Prusland se refiere al vídeo Toma ADSL, que se mofaba de lo difícil que es darse de baja de una operadora. El autor del vídeo escogió, precisamente, un anuncio de Movistar. "Nosotros advertimos del hecho a Telefónica, pensamos que iban a retirar el spot, pero no fue así. Les gustó el vídeo".

Pita y Fernández, dos novatos en Internet

Cuarentones los dos, ni Antonio Fernández ni Juan Pita tenían experiencia en negocios de Internet. El economista Fernández ha desarrollado su actividad profesional en el mundo financiero y bursátil, mientras que Pita, licenciado en derecho, se graduó en Producción Cinematográfica en el American Film Institute de Los Ángeles y ha trabajado siempre en la producción de contenidos audiovisuales. Los dos son propietarios del 100% de Prusland, que lleva 14 meses en gestación y un mes en marcha. "De momento, tiramos con nuestros ahorros, aunque ya está en marcha una ronda de financiación de dos millones de euros", anuncia Fernández. Prusland, valorada en unos siete millones de euros por una auditora independiente, ha recibido ya cinco ofertas para entrar en el capital que les permita extender el negocio por Inglaterra, Francia y Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50