Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La convención del PP tratará de calmar las aguas

Rajoy organiza un cónclave de tres días en Barcelona sin Aznar pero con Aguirre

Casi nadie en el PP tiene mucha confianza en que no surja algún imprevisto -como la salida de tono de ayer de Francisco Camps- pero la suerte está echada. El partido de Mariano Rajoy, inmerso en una grave crisis interna a cuenta del caso Gürtel y la batalla de poder en Madrid, asuntos aún no resueltos, arranca hoy una convención política, el acto más importante entre congresos. Se hará en Barcelona, ya que el PP cree que su llegada a La Moncloa pasa por recuperar su imagen en Cataluña y evitar que, como sucedió en 2008, miles de catalanes voten al PSOE sólo para que ellos no vuelvan al poder. En esta comunidad, la distancia entre PP y PSOE es de 17 diputados.

Rajoy quiere aprovechar la reunión para tratar de ofrecer una imagen de unidad y sobre todo de alternativa, espoleado por unas encuestas que siguen colocándole por encima del PSOE. Para ello, la organización de la convención, comandada por Ana Mato y Baudilio Tomé, ha llamado a rebato a todos los dirigentes importantes y Rajoy ha convocado el sábado una comida con todos los barones regionales. Allí estará, esta vez sí, Esperanza Aguirre, que se encontrará por primera vez con Rajoy después del plante que le hizo en el Comité Ejecutivo del pasado martes. La distancia entre ambos dirigentes parece ya insalvable.

Aguirre acudirá a seguir los trabajos de la convención, aunque no tendrá ninguna intervención. De hecho, muy pocos dirigentes hablarán. Todo está pensado para que el líder se luzca el domingo, en la clausura, y también el sábado, cuando responderá a preguntas de los jóvenes del PP. No asistirá, sin embargo, José María Aznar, muy distanciado de Rajoy. Al descubrir que no le habían reservado intervención, el presidente de honor del PP ha decidido plantar a Rajoy como hizo Aguirre. Se irá a Kiev (Ucrania).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 2009