Justicia plantea que el 35% de sus funcionarios sean bilingües en diez años

La consejera de Justicia y Administración Pública, Idoia Mendia, anunció ayer la puesta en marcha de planes quinquenales para conseguir en diez años un 35% de bilingüismo en la administración de Justicia. El departamento establecerá prioridades en cada territorio y también designará funciones procesales o actuaciones judiciales que se consideren "preferentes" en el manejo del euskera.

Durante el pleno de control del Parlamento vasco, Mendia explicó que los puestos de trabajo afectados serán "singularizados" y deberán estar justificados en la especial función que desempeñan. Por ello, Mendia explicó que el euskera se valorará como mérito con carácter general en los puestos genéricos y sólo se considerará como requisito de acceso para los que lo necesiten.

Mendia abogó por conseguir la tramitación bilingüe de documentos jurídicos y anunció que van a firmar un convenio con la Academia Vasca de Derecho y con el IVAP para elaborar un diccionario de términos jurídicos que posteriormente "sea bendecido" por Euskaltzaindia-Academia de la Lengua Vasca. A día de hoy, aseguró, la seguridad jurídica que existe a la hora de firmar un contrato en euskera "deja bastante que desear" porque no hay criterios comunes sobre cómo traducir determinados términos.

Interpelada por el PP y por EA en torno a la sentencia de Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que anuló parcialmente el decreto de normalización lingüística en la Administración de Justicia, Mendia confirmó que los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico presentaron un recurso de casación contra dicha sentencia, dado que se comparten sus objetivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de noviembre de 2009.