Reportaje:LA POSICIÓN DE LOS PRESIDENTES DEL GOBIERNO VASCO Y DE LA XUNTA DE GALICIA | Negociación para liberar el atunero

López: "Es momento de unidad y colaboración"

Feijóo: "Si el gobierno yerra no es hora de decirlo"

De los 36 tripulantes del Alakrana secuestrados, 16 son españoles. Y de estos últimos, ocho son gallegos, siete vascos y uno andaluz. Los presidentes del País Vasco y de Galicia han respondido a un cuestionario de EL PAÍS sobre la crisis.

Pregunta. ¿Ha cometido algún error el Gobierno español en relación con la crisis del secuestro del Alakrana?

Patxi López. El Gobierno está haciendo todo lo posible para liberar a los tripulantes del Alakrana y que vuelvan sanos y salvos junto a sus familiares. No es el momento de entrar en detalles de este tipo, sino de pedir la máxima unidad y colaboración entre todas las instituciones y formaciones políticas, con sentido de país, marginando cualquier clase de partidismos.

Más información
Los piratas devuelven al 'Alakrana' a los tres rehenes desembarcados
Basagoiti y Feijóo se desmarcan del PP y apoyan al Gobierno

Alberto Núñez Feijóo. Es el momento de trabajar de forma coordinada y con lealtad institucional al Gobierno central, que es quien tiene las competencias de actuar. Así lo hemos hecho desde el principio y así lo seguiremos haciendo, porque por encima de todo está la integridad de la tripulación del Alakrana, el interés único y exclusivo de cualquier Gobierno responsable. Si el Gobierno se ha equivocado, no es el momento de decírselo, sino de ponernos a su entera disposición para solucionar esta grave situación.

P. ¿Qué tipo de comunicación mantiene usted con las familias de los marineros secuestrados?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. L. Este Gobierno ha mantenido desde el primer momento un contacto directo con los familiares de los marineros. Personalmente he pedido, tanto a la consejera de Pesca como al viceconsejero, que facilitaran a los familiares toda la información de que disponemos. Además, como lehendakari, me he reunido con ellos para transmitirles todo mi apoyo humano y mi respaldo institucional.

A. N. F. Tanto la consejera del Mar como yo mismo hemos tenido permanente contacto con las familias, para transmitirles nuestra compresión y apoyo, así como para darles toda la información que vamos recibiendo en tiempo real.

P. ¿Le facilita el Gobierno central información de la situación del secuestro?

P. L. Por supuesto. Es su obligación y la está cumpliendo escrupulosamente. El Gobierno de España acaba de acceder a una petición que yo mismo le he hecho para que integre a miembros de los ministerios que están trabajando en la resolución del conflicto en el gabinete de crisis que mi Gobierno mantendrá operativo mientras dure el secuestro. Gobierno vasco y Gobierno central trabajan estrechamente para resolver este problema.

A. N. F. Considero que menos de la que debería, teniendo en cuenta que, como presidente de todos los gallegos, represento a un pueblo que tiene a ocho personas amenazadas con armas de fuego al otro lado del mundo. Me gustaría ser más útil a las familias de los tripulantes, pero, por desgracia, desconozco informaciones básicas de este proceso. He pedido al presidente del Gobierno que un representante de la Xunta participase en la comisión de seguimiento que está operando en La Moncloa, pero no consideró oportuna esta posibilidad. En todo caso, prefiero ser leal a la Administración central. Es la vida de ocho gallegos la que está en juego.

P. ¿Cree que la fiscalía debería pedir al juez la liberación de los dos detenidos en Madrid?

P. L. Mi Gobierno considera que con la reforma del artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) se abre una posibilidad para desbloquear la situación. De ahí la petición que acabamos de hacer para que, dentro de la más absoluta legalidad, se estudie la posibilidad de que los dos piratas detenidos sean trasladados a su país de origen o a otro del entorno, para ser juzgados.

A. N. F. Creo que la fiscalía debería estudiar todas las alternativas, dentro del ordenamiento jurídico existente, para facilitar la liberación de nuestros marineros.

P. ¿Cree que fue un error la detención de dos de los piratas y su traslado a España?

P. L. Es incompatible pedir, por un lado, que el Ejército intervenga para defender a nuestros pesqueros en el Índico y, por el otro, criticar cuando intervienen, como ha ocurrido en esta ocasión, dentro de la Operación Atalanta. No voy a ser yo quien critique esta iniciativa conjunta de la UE. Por otra parte, con respecto al traslado a España de los dos detenidos, tampoco va a ser este lehendakari quien cuestione la independencia del poder judicial. Cosa distinta es que, desde la responsabilidad institucional que ostento, se pueda hacer un llamamiento a los jueces para que expriman todas las posibilidades legales a su alcance, y en concreto la reforma del artículo 23 de la LOPJ, con el objetivo de facilitar la resolución de este grave conflicto.

A. N. F. Creo que detener criminales nunca es un error; lo que puede llegar a serlo es no jugar bien nuestras bazas para alcanzar los objetivos que perseguimos. Y en este caso, sin duda, es la liberación del barco apresado con todos sus tripulantes a salvo. La pregunta que tenemos que hacernos es si estábamos más cerca de conseguir que los marineros del Alakrana volvieran a casa antes o después de trasladar a los dos piratas a suelo español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS