Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los políticos son vistos como problema

El CIS sitúa al PP con tres puntos de ventaja electoral antes de su crisis interna

Hace mucho que el terrorismo de ETA dejó de figurar entre las principales preocupaciones de los españoles. Pero uno de los datos más llamativos del Barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) es que cuando se le pide a los encuestados que señalen cuál es para ellos el principal problema de España, la opción "la clase política, los partidos políticos", se sitúa por encima del terrorismo. Es la tercera más citada entre las respuestas espontáneas de los entrevistados. La primera preocupación, a mucha distancia, sigue siendo el paro.

La clase política aparece mencionada como una de las principales inquietudes de los españoles en el 13,3% de las respuestas. Hace justo 12 meses, este asunto sólo sumaba un 7% de alusiones en las encuestas. Y a la clase política podrían añadirse también otras menciones de los entrevistados sobre "la corrupción y el fraude" (5,2%) y "el Gobierno, los partidos y los políticos" (otro 5%).

La encuesta confirma la tendencia al alza del PP, al que sitúa con 3,3 puntos de ventaja sobre el PSOE. El trabajo de campo se realizó la segunda semana de octubre, justo después de que se conocieran nuevos detalles del caso Gürtel al levantarse parcialmente el secreto de sumario.

Sin embargo, cuando se producen estas respuestas no se habían desatado aún las agrias batallas internas del PP en público en Madrid, a cuenta de la presidencia de Caja Madrid, y en Valencia, por el desafío de Ricardo Costa a la dirección nacional del PP. La semana pasada terminó con declaraciones inauditas, como Mariano Rajoy diciendo que se le había acabado la paciencia o la secretaria general, María Dolores de Cospedal, pidiendo perdón a los ciudadanos por el espectáculo que estaba dando el PP.

La encuesta de Metroscopia para EL PAÍS de principios de octubre también daba 3,6 puntos de ventaja al PP. Sin embargo, una realizada la semana pasada y publicada en la edición del domingo reducía drásticamente esa distancia hasta un empate técnico.

A la pregunta "¿a qué partido o coalición no votaría nunca?", un 25% responde que al PP, frente a un 11,7% que dice al PSOE. Es más la gente que no sabe contestar a la pregunta (21,7%). En este contexto, en su cálculo de estimación de voto, el CIS confirma la tendencia de julio pasado, cuando el PP superó al PSOE por primera vez desde marzo de 2004.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, registra su valoración más baja, un 4,11 sobre 10, aunque sigue siendo el político más valorado. Detrás aparece Rosa Díez, de UPyD (4,08). Mariano Rajoy recibe un 3,61. El 72% de los encuestados tiene "poca o ninguna confianza" en Zapatero. En Rajoy, el dato llega al 80%.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, es el más valorado del Gobierno con una nota media de 4,77. También la política del Gobierno contra el terrorismo es la más valorada, frente a las políticas económicas y de vivienda. La encuesta propone a los ciudadanos que señalen qué partido (PP o PSOE) abordaría mejor una serie de políticas. El Gobierno merece más confianza que el PP en todos los aspectos, excepto en dos: la economía y el empleo. Sin embargo, en el tema del empleo, la respuesta mayoritaria (un tercio de los encuestados) es que ninguno de los dos está capacitado para abordarlo.

El 57,4% juzga mala o muy mala la situación política española, frente a un 6,2% que la considera buena. Lo peor es que el 36,4% cree que ahora es peor que hace un año (sin que hubieran estallado aún la batalla por Caja Madrid o el escándalo de corrupción que afecta a PSC-PSOE y CiU en Cataluña) y sólo el 3,6% considera que ha mejorado. La inmensa mayoría de los españoles (71,2%) sigue percibiendo como mala o muy mala la situación económica (hace un año ya era el 63%) frente al 3,6% que la juzga como buena o muy buena, cifras muy similares a las del CIS del mes anterior. El 59% de los entrevistados cree que ahora la coyuntura económica es peor que hace un año y sólo el 6,4% considera que ha mejorado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 2009