Martinsa no saldrá del concurso al menos hasta mediados de 2010

Los trámites judiciales retrasan los planes de la inmobiliaria

El día a día desbarata todo calendario para que Martinsa-Fadesa salga del concurso de acreedores, en el que está inmersa desde el verano de 2008. La realidad marca un ritmo muy distinto incluso para las previsiones más cautas del titular del Juzgado de lo Mercantil de A Coruña, que barajaba hace unos meses que antes de final de año podría rematar todo el proceso de incidentes presentados por los acreedores.

La fase común, previa a la de aprobación del convenio, se prolongará hasta marzo o abril del próximo año, de acuerdo con fuentes de los equipos jurídicos de la inmobiliaria, y sólo será entonces, en el momento en el que se resuelva el último de los incidentes sobre impugnación de la lista de acreedores o el inventario presentados por los administradores concursales, cuando el proceso entre en su recta final.

Más información
Los concursos de acreedores crecieron un 108% en 2008

Aunque desde Martinsa Fadesa aseguran que no barajan previsiones, sus planes también se han visto alterados desde que en junio de este año anunciasen que el convenio podría estar aprobado antes de final de año. La inmobiliaria señala que un 60% de la masa acreedora se ha sumado a la propuesta de convenio, que contempla pagar todas sus deudas en ocho años y sin quitas.

Alegaciones

El calendario para que Martinsa entre en la fase de convenio también fija otros plazos, a los que aluden fuentes del equipo jurídico de la inmobiliaria presidida por Fernando Martín, para ver el final del proceso a mediados de 2010. Una vez resueltos todos los incidentes e impugnaciones presentadas, y determinada la masa acreedora, los administradores concursales elaborarán su informe definitivo, que será sometido a alegaciones durante 90 días.

La fase de convenio, a la que la compañía llegará con el apoyo mayoritario de los acreedores, al frente de los cuales están entidades como La Caixa y Caja Madrid, será más ágil. Para ese momento, con los cambios introducidos en la Ley Concursal, no será necesaria asamblea y es previsible que la propuesta final se presente directamente ante el juez. Será a partir de entonces cuando Carreró-Fojón dicte un auto validando el convenio y levantando el concurso. En ese momento Martinsa comenzará a pagar sus deudas.

La inmobiliaria presentó en julio de 2008 concurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a sus deudas, que a 31 de diciembre de ese año, después de la última revisión, ascendían a 7.210 millones de euros.

Martín abandona las oficinas de Martinsa en Madrid en julio de 2008, tras presentar concurso.
Martín abandona las oficinas de Martinsa en Madrid en julio de 2008, tras presentar concurso.ÁLVARO GARCÍA

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS