Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Corrupción urbanística en Cataluña

Comisiones por "contactos con organismos públicos"

Este es el papel de los implicados según el auto de Garzón.

- Luis García, 'Luigi'. Era el cerebro de la trama. Según el auto que decretó su prisión incondicional, tenía una especial vinculación con el Ayuntamiento de Santa Coloma y con su alcalde, Bartomeu Muñoz. Habría percibido ocho millones de euros, según el juez.

- Bartomeu Muñoz. El alcalde de Santa Coloma, del PSC, en prisión incondicional, habría intervenido en la recalificación de la llamada Operación Pallaresa, que consistió en la disminución de la superficie comercial y dedicada a vivienda protegida para dársela a la vivienda libre, de un valor mucho mayor para el promotor, por el mismo precio.

- Macià Alavedra. El ex consejero de la Generalitat con Pujol (CiU) fue enviado por el juez a prisión incondicional. Garzón ve indicios de que hubiera percibido al menos 637.590 euros por su labor de intermediación en operaciones inmobiliarias.

- Lluís Prenafeta. El ex alto cargo de CiU, para el que también se decretó prisión incondicional, recibó la misma cantidad que Alavedra. "Utilizan sus contactos con organismos oficiales para facilitar los proyectos empresariales representados por Casamitjana, que les paga las comisiones".

- Manuel Dobarco. Tercer teniente de alcalde de Santa Coloma, participó de todas las iniciativas de Luigi. "Es el contacto de Luis de Andrés para solucionar los problemas de adjudicaciones con la empresa Proinosa". En prisión incondicional.

- Lluís Casamitjana. 500.000 euros de fianza. "Utilizó los servicios de Prenafeta y Alavedra en labores de mediación con autoridades públicas y políticas para la obtención de contratos y promociones".

- José Singlá. Administrador de Proinosa. "Favorecido con varias adjudicaciones", "habría hecho pagos a personas por distintos conceptos". Adjudicatario de un aparcamiento en Santa Coloma por 3 millones pese a quedar segundo en el concurso.

- Manuel Carrillo. Responsable de la empresa Limasa. Habría pagado a Bartomeu Muñoz por la prórroga del contrato de limpieza en Santa Coloma. 100.000 euros de fianza.

- Pascual Vela. Director de los servicios municipales. Buscaba adjudicatarios para proyectos antes de la publicación del concurso. 25.000 euros de fianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009