Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Duro castigo por racismo

Penas de más de seis años de cárcel para los jugadores de un equipo de Regional catalana por agredir a rivales suramericanos

Sentencia ejemplar contra el racismo en el fútbol. Un juez de Barcelona ha condenado a penas que suman hasta seis años y nueve meses de cárcel a seis jugadores del equipo Bada Bing, de Tercera Regional catalana, por agredir por motivos racistas a rivales del Rosario Central, de origen suramericano.

El titular del Juzgado Penal número 22 de Barcelona, Xavier Paulí, concluye que los jugadores del Bada Bing cometieron un delito de lesiones graves y amenazas con el agravante de racismo, otro de desórdenes públicos y seis faltas de lesiones contra otros tantos jugadores rivales.

La sentencia también les obliga a indemnizar a todo el equipo contrario con cantidades de entre 300 y 600 euros, además de asumir el coste de los destrozos causados en el campo de fútbol por los incidentes y que ascendieron a 1.671 euros.

Los que salen peor parados en la sentencia son los hermanos Israel y Valentín Moreno Gómez, condenados a penas que suman seis años y seis años y nueve meses de cárcel respectivamente. Ambos están en prisión preventiva por estos hechos. Valentín ya fue condenado cuando era menor de edad a ocho años de internamiento por el asesinato de un joven en la Villa Olímpica de Barcelona.

Los incidentes se remontan al pasado 9 de enero, durante la disputa de un partido en el campo de futbol Menorca, en Barcelona, cuando los jugadores de uno y otro equipo de cruzaron insultos como "sudaca de mierda" o "la concha de tu madre" al cometer faltas.

Con todo, la primera parte finalizó sin más y fue tras el descanso cuando los insultos subieron de tono. Así, los jugadores del Bada Bing profirieron frases como "si Franco estuviera vivo estarías en tu país" o "te voy a apuñalar" sin que se pudiera concretar quién las pronunció. Lo que sí declara probado la sentencia es que Valentín Moreno le dijo al jugador rival Camilo Speranza: "Sudaca, te voy a cortar la cabeza, la voy a meter en un sobre y la voy a mandar a tu puto país". El juez también relata que el condenado Carlos Raya le espetó a ese mismo jugador: "Te voy a apuñalar. Yo voy preso, a mí me da igual. Te apuñalo dentro o fuera".

La situación se complicó en el minuto 69, cuando Israel Moreno provocó su expulsión con una dura falta. Antes de entrar en el vestuario golpeó con la mano la cabeza de Speranza y varios hinchas del Bada Bing dejaron las gradas para sumarse a la agresión. A partir de ahí se lio una tangana en la que varios jugadores del Rosario Central fueron agredidos y se destrozó mobiliario del campo. Hasta que sonaron las sirenas de la Guardia Urbana, que llegó a los ocho minutos del aviso y los agresores se dispersaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009