El PP devuelve la tilde al logotipo de Valencia

Barberá dice que no tiene actas de la fundación de la visita del Papa

El Ayuntamiento de Valencia cerró ayer un viejo capítulo de la confrontación a cuenta de la lengua y devolvió la tilde al logotipo oficial. El escudo que encabeza los documentos municipales vuelve a ser el de Ajuntament de València, con el acento abierto que un acuerdo plenario de febrero de 1993 eliminó a instancias de Unión Valenciana, entonces en el gobierno en coalición con el PP. La publicación por parte de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) del Corpus Toponímic Valencià, que fija la grafía de Valencia con tilde, sirvió de base a uno de los pocos debates tranquilos entre oposición y PP.

"Sin estridencias", para que la lengua sea elemento de "consenso", el concejal socialista Juan Soto pidió que se adecue el logotipo a lo aprobado por la AVL. Así se ha hecho en parte de la documentación, por lo que "no puede haber contradicción" y debe ponerse el acento también en el logotipo. El primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, agradeció que Soto planteara la cuestión "en valenciano", y en la misma lengua -lo que no es habitual en el pleno- le contestó que la AVL ha puesto las cosas en su sitio y que el PP respeta la normativa lingüística. Por eso "hace tiempo" que se recupera el acento abierto -sin dar publicidad a la medida-, pero el PP no lo hará completamente hasta que se agoten las reservas de instancias o papel ya impreso con Valencia en vez de València. Soto quiso asegurarse que la decisión de 1993 queda revocada por las normas de la AVL, y con esa confirmación retiró su moción.

La unanimidad la logró ayer la petición de adhesión del Ayuntamiento a la propuesta de que las sociedades musicales sean declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) -lo agradecieron desde el público dos representantes de la federación-. Otro BIC, el de El Cabanyal, y otros asuntos devolvieron al pleno a la confrontación entre socialistas y populares.

La crisis interna del PP por el caso Gürtel asomó con algunas puyas de ida y vuelta, y en las respuestas a la petición de información del PSPV sobre los gastos de la visita del Papa, en la que la trama corrupta se embolsó comisiones por más de un millón de euros. La portavoz socialista, Carmen Alborch, quería información sobre el gasto municipal y de la fundación creada con la Generalitat, la Diputación y el arzobispado para el evento. Según el PP, las actas de la fundación V Encuentro de la Familia las tiene el secretario de esa institución, de la que "no consta" que se haya liquidado. En cuanto al dinero aportado por el Ayuntamiento, el PP se remitió a las cifras dadas en 2006, unos 2,5 millones de euros. "No consta ningún otro pago", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de octubre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50