Facua denuncia a Consumo el fraude masivo de Dental Line

La Asociación de Consumidores Facua ha catalogado el caso de las clínicas Dental Line como fraude masivo. "Porque consideramos que el número de personas afectadas puede estar en miles", asegura Rubén Sánchez, portavoz de la asociación. Ayer denunció los "cierres fraudulentos" de las clínicas ante el Instituto Nacional del Consumo del Ministerio de Sanidad y las autoridades de Consumo de las comunidades autónomas afectadas.

La empresa Dental Line, que declinó ayer hacer declaraciones, llegó a tener más de 70 clínicas en España, que progresivamente han ido cerrando sin atender a pacientes y proveedores. La compañía Adeslas se hizo cargo el pasado marzo de 28 de sus clínicas con sus pacientes. "Recibiendo el tratamiento adecuado y la atención que Adeslas dispensa a sus clientes", reza un comunicado de la compañía.

Algunas de las clínicas que no han sido vendidas a otras compañías o a particulares se han cerrado. Otras están abiertas, pero no prestan los servicios contratados y han dejado a los pacientes pagando créditos de miles de euros. "Los doctores ya no pasan consulta porque llevan meses sin cobrar, y los laboratorios no nos mandan material porque tampoco les pagan", cuenta una trabajadora. "Y en nuestra clínica llevamos dos semanas sin luz, pero tenemos que seguir viniendo porque tampoco nos han despedido", dice otra mientras tramita reclamaciones de pacientes.

La Junta abrió el lunes un expediente informativo a Dental Line y un equipo de inspectores está recabando ahora datos de la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50