Encontrada muerta una pareja con signos de violencia

El hallazgo se produjo tras el incendio de su casa en Córdoba

Un hombre y una mujer fueron hallados muertos ayer con signos de violencia en el interior de su domicilio. La vivienda, situada en una urbanización de la barriada de Villarrubia, a la salida de Córdoba, sufrió una explosión y un pequeño incendio, cuyas causas se están determinando. La pareja tenía en torno a los 60 años, según fuentes cercanas al caso.

A la espera de que se realice la autopsia, todo indica que las heridas que presentaban los cadáveres fueron causadas por arma de fuego, según señaló el comisario José Antonio de la Rosa. Una unidad especializada en delitos violentos del Cuerpo Nacional de Policía, con sede en Sevilla, se desplazó a Córdoba para ayudar a esclarecer el suceso.

Ambos cuerpos presentaban heridas por arma de fuego

Ayer por la tarde, todas las hipótesis sobre lo ocurrido seguían abiertas, incluido el crimen machista, aunque la agencia Efe señala que no existían denuncias previas en este sentido. En todo caso, se estaba a la espera de encontrar el arma de fuego que causó las heridas. La policía tampoco tenía constancia de que hubiese una tercera persona en el domicilio. La autopsia se realizará hoy. Los cuerpos, señaló el comisario, no se vieron muy afectados por el incendio.

Según algunos vecinos, los fallecidos eran una pareja relativamente reciente, aunque no se sabe a ciencia cierta qué grado de parentesco existía entre ellos. En todo caso, cada uno tenía varios hijos de relaciones anteriores. Ayer por la tarde, ninguno de ellos había identificado a los fallecidos, señaló el comisario. "Es el momento de que la investigación policial siga su curso en el lugar de los hechos", dijo José Antonio de la Rosa, quien precisó que serán la autopsia y las pruebas periciales las que determinen el orden cronológico de los sucesos y cómo se han producido las muertes.

Por su parte, el grupo especial desplazado desde Sevilla se dispondrá a estudiar las causas y origen del fuego. La vivienda no parece que haya sufrido graves daños, según la policía. Con todo, existen zonas con escombros, que se están retirando de manera cuidadosa a la espera de recabar nuevas pruebas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS