Obiang convoca por sorpresa elecciones para noviembre

El presidente ecuatoguineano no publica el censo ni admite reclamaciones

Ramón Lobo|Agencias
Madrid / Malabo - 17 oct 2009 - 05:00 UTC

Tres meses después de la visita a Guinea Ecuatorial del ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, quien alabó los esfuerzos democratizadores del régimen, Teodoro Obiang Nguema ha convocado elecciones presidenciales para el 29 de noviembre sin exponer el censo electoral ni permitir reclamaciones. La oposición asegura que la convocatoria se ha realizado con nocturnidad y alevosía y acusa a Obiang de preparar un nuevo fraude electoral.

Plácido Micó, líder de la socialdemócrata Convergencia para la Democracia Social (CPDS), posible candidato de su formación y único diputado opositor en un Parlamento de 100 miembros, sostiene que la convocatoria es "una imposición y un abuso de poder". Daniel Dario Martínez Ayacaba, de Unión Popular, opina de forma similar.

El opositor Plácido Micó califica la medida de "abuso de poder"

Más información

El Gobierno de Obiang informó ayer en un comunicado de esta convocatoria dentro de su "firme voluntad de llevar a cabo de forma racional y ordenada la consolidación del proceso de democratización de Guinea Ecuatorial". La nota agrega que han sido cumplimentadas "satisfactoriamente las operaciones del censo electoral, que garantiza a todos los ciudadanos ecuatoguineanos, mayores de edad, el derecho al sufragio universal, directo y secreto en el marco que permite organizar unas elecciones competitivas, libres, transparentes y justas". El Gobierno de Malabo asegura que cuenta con "el parecer favorable de los partidos políticos legalizados en el país", algo que éstos niegan.

El censo es uno de los problemas históricos de las elecciones ecuatoguineanas y uno de los instrumentos tradicionales de fraude. Guinea no celebra elecciones libres desde las municipales de 1995, que ganó la oposición y el régimen se negó a reconocer. España negoció entonces con Obiang una componenda que reducía la victoria opositora de nueve distritos, un tercio de los que en realidad había ganado. Desde entonces nunca ha habido elecciones libres y limpias en Guinea Ecuatorial.

Por otra parte, la justicia ecuatoguineana ordenó el jueves la puesta en libertad del periodista Rodrigo Angüe Nguema, corresponsal de France Presse, quien estaba encarcelado en el penal de Black Beach desde el 17 de junio bajo la acusación de haber difundido una información falsa, pero ha exigido a los medios de comunicación para los que trabaja que paguen, de forma solidaria, una indemnización equivalente a 61.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 17 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50