Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

Fabra insinúa que Fraga debe retirarse tras dudar del líder valenciano

El presidente provincial del PP de Castellón, Carlos Fabra, insinuó ayer que el presidente fundador de su partido, Manuel Fraga, debería retirarse. Lo hizo después de que el veterano senador manifestara sus dudas sobre la honorabilidad del presidente valenciano, Francisco Camps. Rita Barberá "es extraordinaria y está por encima de toda sospecha", había declarado Fraga. Pero sobre Camps precisó: "No diría lo mismo".

Preguntado por estas declaraciones, Fabra respondió: "En ese partido uno se tiene que retirar cuando se tiene que retirar. Hacer ese tipo de afirmaciones me parece una frivolidad", añadió. En su deseo por defender a capa y espada al presidente valenciano frente a Fraga, llegó a decir: "Que se acuerde cuando él era presidente de Galicia, antes de recriminar a Camps, que está respaldado por muchos más votos".

La actitud de Fabra -imputado por delito fiscal y varios delitos contra la Administración pública- en defensa de Camps se produce tras la destitución de Ricardo Costa como secretario general del PP valenciano y portavoz parlamentario. Fabra facilitó el pasado martes el acuerdo entre Camps y Costa en el Comité Ejecutivo Regional, que horas después fue dinamitado por la dirección nacional del PP.

Críticas desde Alicante

A pesar de este revés, Fabra se sumó ayer al coro de declaraciones de apoyo a Camps. Sin embargo, la mayor parte de los cargos populares considera, en privado, que la crisis del PP en Valencia se ha cerrado en falso. Pese a ello, los principales alcaldes y el presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus, emitieron comunicados con el mismo mensaje: renovar su confianza en Camps y afirmar que el partido sigue unido.

El presidente de la Diputación de Alicante, el zaplanista José Joaquín Ripoll, fue quien se atrevió a verbalizar lo que muchos otros piensan. Al ser interpelado sobre si cree que las responsabilidades acaban con la destitución de Ricardo Costa, afirmó: "Creo que no". Y luego apuntó hacia Camps: "Creo que no es la solución definitiva. Incluso en el propio Comité Ejecutivo Regional del PP era mayoritario que no era el único culpable o que no era culpable". Ripoll pidió que, si Costa está definitivamente destituido, se convoque de nuevo a la dirección para elegir un nuevo secretario general.

El comité de derechos y garantías del PP escuchará al ex número dos del partido en la Comunidad Valenciana la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 2009