El comité de Opel exige menos de 1.000 prejubilaciones

Los sindicatos de Opel en Figueruelas (Zaragoza) consideran que no es de recibo que la fábrica más competitiva del grupo en Europa tenga que soportar el mayor ajuste. Así que, junto a la lucha por garantizar un plan industrial hasta 2013 -la empresa sólo se compromete a partir de ese año-, no están dispuestos a que se recorten más de 1.000 empleos y, en todo caso, que el ajuste se lleve a cabo con medidas no traumáticas (prejubilaciones y bajas incentivadas). Si se tomara de referencia los 60 años, saldrían unas 800 personas, según estimaciones.

Esto es lo que tratarán hoy el Gobierno, la comunidad de Aragón y el comité de empresa de Opel en una reunión que mantendrán hoy en Zaragoza con los representantes del grupo Magna, el futuro dueño de la ex filial de General Motors.

Más información

Los sindicatos creen que la mejor manera de garantizar el futuro es asegurando las actividades tanto de producción como de estampación (prensas), donde se fabrican los componentes: cuanto más cerca estén los suministros de la cadena de montaje, menos peligra la producción.

Las prisas de Magna por firmar el acuerdo de compra de Opel, inicialmente previsto para ayer, pueden jugar a favor de España, puesto que se comprometió a no sellarlo sin consenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de octubre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50