Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de la mitad de las comunidades se saltaron el límite de déficit en 2008

El saldo negativo de las autonomías llega al 1,5% del PIB, el doble de lo pactado con el Gobierno - Las cifras ponen en duda las previsiones para 2009 y 2010

Las cuentas autonómicas amenazan con hacer descarrilar las previsiones del Gobierno sobre el déficit público. El Ministerio de Economía cree que el saldo negativo conjunto de todas las Administraciones hará cumbre este año, con una brecha entre gastos e ingresos equivalente al 9,5% del PIB, un desfase inédito en más de medio siglo. Y aún así, todo apunta a que se quedará corto. Las comunidades son el flanco débil de esta previsión, como demuestran los datos de 2008: 10 de los 17 gobiernos autonómicos incumplieron el objetivo presupuestario que habían acordado con Economía.

El Gobierno informó ayer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de que más de la mitad de las comunidades había superado el límite pactado: un déficit equivalente al 0,75% del PIB de cada autonomía. Navarra fue la que más se alejó de ese tope, al acumular un agujero que ronda el 4,7% de su PIB (ver gráfico). Destaca también que las comunidades más endeudadas están entre las que más se alejaron del objetivo inicial. La Comunidad Valenciana (con una deuda equivalente al 13,4% del PIB), Cataluña (11,8%) y Baleares (11,4%) acumularon déficits superiores al 2%.

Navarra, Baleares y Murcia son las que incurrieron en un desfase mayor

Los datos de 2008 son un serio aviso sobre lo que está por venir. Pese a que la crisis ya comenzó a dar dentelladas a la recaudación fiscal aquel año, las comunidades autónomas pudieron aún salvaguardar buena parte de sus ingresos. Además, el enorme fallo de cálculo del Gobierno al estimar los recursos tributarios jugó en favor de los gobiernos autonómicos, que recibieron 6.000 millones de euros de más. Y, pese a todo, duplicaron el saldo negativo, al llegar a un déficit conjunto del 1,5% del PIB, frente al 0,75% previsto.

Con esta evolución, las cuentas que ha hecho el Gobierno para 2009 y 2010, recién revisadas, empiezan a cojear. El 9,5% de déficit de las Administraciones Públicas para este año pasa porque las comunidades autónomas repitan ese 1,5% de déficit, un objetivo que se antoja muy corto dado el descalabro de la recaudación fiscal: los ingresos tributarios, incluida la cesión de impuestos a comunidades y entidades locales, disminuirán en más de 45.000 millones. Ese bajonazo en la recaudación llevó al Gobierno a elevar el déficit del Estado del 4,7% al 8,1%. Pero en el caso de las comunidades, la revisión fue mucho más tibia (del 1% al 1,5%).

El Consejo de Política Fiscal y Financiera revalidó ayer el objetivo de estabilidad presupuestaria para 2010, que amplía el límite de déficit de las comunidades autónomas al 2,5% del PIB. Y aún así, el descenso en las transferencias estatales a las comunidades (un 10% menos sobre la liquidación de 2009), que anticipa otro recorte en la recaudación, vuelve a sembrar dudas sobre si ese tope, más generoso, se respetará. El consejero de Economía de la Generalitat catalana, Antoni Castells, lo dejo claro: "Lo hemos aprobado sabiendo todos que será insuficiente y que el déficit en que incurrirán las comunidades autónomas en 2010 superará con toda probabilidad ese 2,5%".

Las comunidades que no se atuvieron al objetivo presupuestario deberán presentar antes de un mes un informe de reequilibrio financiero para sanear sus cuentas cuanto antes, aunque el propio Gobierno asume que habrá números rojos los próximos tres años. Pese al incumplimiento palmario de varias comunidades, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, se mostró confiada en que los gobiernos autonómicos sí hagan un esfuerzo para ajustarse a los topes acordados para 2009 y 2010. "Nosotros hemos hecho ese esfuerzo en nuestro Presupuesto", mantuvo Salgado.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera respaldó el objetivo presupuestario de 2010 a pesar de los votos en contra del PP. "No sabemos muy bien porqué", dijo la vicepresidenta cuando se le inquirió en conferencia de prensa. El consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, adujo que el límite de déficit es "excesivo" y un reconocimiento del fracaso de la política económica del Gobierno central. Beteta exigió "un cambio de rumbo en la política económica" y más contención del gasto público para reactivar el crecimiento y resucitar así los recursos tributarios.

Las críticas de Beteta fueron secundadas por todos los consejeros del PP, una decisión que fue tachada de "incoherente" por Salgado. En el lado popular, como en el socialista, varios gobiernos autonómicos (Comunidad Valenciana, Murcia o La Rioja), se saltaron los topes de déficit en 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de octubre de 2009