Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dennis Hopper publica su álbum de los sesenta

A los 73 años, el actor es un superviviente del loco Hollywood

Si alguien ha tenido una vida compleja y hasta extrema en Hollywood, ése ha sido el actor Dennis Hopper. A sus 73 años, el protagonista de Terciopelo azul, Easy rider y Apocalypse now, que acaba de salir del hospital tras permanecer ingresado tres días por una fuerte gripe, no sólo es uno de los mejores actores de su generación. También es un excelente fotógrafo y un superviviente, sobre todo teniendo en cuenta que hubo una época en la que se bebía 30 cervezas diarias y esnifaba un mínimo de tres gramos de cocaína por día.

Los excesos químicos a los que se entregó en sus años veinte y treinta le llevaron al borde de la locura, y después de casi tres décadas de excesos salvajes, de ser arrestado por correr desnudo por una selva mexicana y de tratar de agarrarse al ala de un avión en movimiento, Hopper acabó entrando en un centro de rehabilitación y rechazando alcohol y drogas hace ya casi 25 años. Pero entre 1961 y 1967, antes de que sus adicciones se desmadraran y estuvieran a punto de acabar con su salud mental, Dennis Hopper era un joven actor con extrema voracidad artística y con un olfato especial para el talento. Él fue el primero en comprarse una serigrafía Campbell soup can, de Andy Warhol, años antes de que el artista se hiciera famoso. Y tras descubrir la obra al pintor en una galería de Los Ángeles, al día siguiente se subió a un avión con rumbo a Nueva York para conocerlo. Allí se hizo amigo de todos los grandes creadores de aquella época, desde Frank Stella a Jasper Johns, a Claes Oldenburg o a Roy Lichtenstein. Y, por supuesto, comenzó a coleccionar sus obras -hoy es uno de los coleccionistas de arte contemporáneo más respetados de su país-. Pero no sólo. En aquella época siempre llevaba consigo una cámara de fotos y ahora, con la tranquilidad que da el paso del tiempo, Hopper ha decidido mirar hacia atrás y rebuscar entre las miles de imágenes que fue acumulando durante aquella época y editar un libro, Dennis Hopper: photographs, 1961-1967. Se trata de una edición limitada que cuesta casi 600 euros y que puede considerarse la crónica personal de una época. En el libro aparecen muchos jóvenes amigos entonces embarcados en la conquista de la celebridad: Phil Spector, Jane Fonda, Paul Newman, Tina Turner... "Yo era muy tímido y era más fácil comunicarme usando la cámara", ha explicado recientemente. Actualmente, Hopper está filmando la serie Crash, versión televisiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 2009