Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LECTURA

Documentos perdidos de Hollywood

91 fotos en blanco y negro y 23 poemas de Bob Dylan rescatan del olvido algunos de los instantes más célebres de los años 60

Tras años de dormir un largo sueño en blanco y negro en el fondo de un cajón, Barry Feinstein, fotógrafo conocido por sus trabajos en Life, Time y Newsweek y gran conocedor del mundo de Hollywood, descubrió una colección de fotografías que había realizado en los años sesenta a algunos de los personajes más famosos del mundo del celuloide. Junto a ellas también aparecían 23 poemas escritos por su amigo Bob Dylan, en 1964, en los que el cantautor transmitía sus impresiones al contemplar las instantáneas. Del trabajo en común de estos dos maestros surgió el libro Fotorretórica de Hollywood, el manuscrito perdido, que se publica ahora en España.

Las fotos, sin la menor concesión al color, retratan el ocaso de una época dorada, reflejando con frialdad un planeta de personajes ya míticos como Judy Garland, Marlene Dietrich, Jayne Mansfield, Marlon Brando o Frank Sinatra, a la vez que introducen imágenes de aspectos secundarios del mundo del cine: decorados ya inútiles, viejos almacenes con cajas y maniquíes; así como de lugares tan desolados como la piscina de Marilyn Monroe, el mismo día de su muerte. Los versos de Dylan, que muestran al artista en estado puro, recuerdan algunas de las letras de sus canciones y entremezclan alusiones cinematográficas y literarias con trasfondos de baladas y maneras de blues.

Fotorretórica de Hollywood.

Fotorretórica de Hollywood, de Bob Dylan y Barry Feinstein. Traducción de Miquel Izquierdo. Editorial Global Rhythm Press. Precio: 29,50 euros.

La piscina de Marilyn el día de su muerte

"La muerte silenció tu piscina

el día en que murió

se cernió sobre

sus perritos de peluche

pero no dejó ningún rastro

en su funeral" (Bob Dylan)

Chica asiste al estreno de Cleopatra

"Chicas teñidas de ictericia

salen de la nada

ofreciendo rosas

no se comen

quítalas de en medio

dame comida

me mola comer

no trago el tufo

de sus flores, señorita

quiero bollos de pavo

y hamburguesas

la historia no perdona a los hambrientos

e incluso las brujas

comen a veces

así que perdone

no piense que soy parcial

si vierto su bebida

por todo

su traje afelpado

no hay razón

para inquietarse

ocurre sólo que

sobra gente

encorvada

con los colmillos

de la sociedad

quemados en sus espaldas" (Bob Dylan)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 2009

Más información