Entrevista:ANDREI SHEVCHENKO | Delantero del Dinamo de Kiev | LIGA DE CAMPEONES | Segunda jornada

"El fútbol me ha dado disciplina"

Es viernes, son las cinco de la tarde y Andrei Shevchenko acaba de terminar el entrenamiento. Después de media hora de conversación -su italiano sigue siendo perfecto-, sube al coche y pide perdón por la interrupción, pero tiene que marcharse a casa. Promete llamar al día siguiente para terminar la entrevista. Cumple su promesa. Hoy celebra su 33º cumpleaños en el Camp Nou, el estadio en el que se dio a conocer en la temporada 1997-98 logrando un triplete y echando al Barça de la Champions (el Dinamo ganó por 0-4). "Volver a Kiev es como haber vuelto a los orígenes. He sido hincha de este equipo desde pequeño y en él empecé con nueve años", advierte.

Pregunta. ¿Es la misma ciudad y el mismo club que hace 10 años?

"Mi 'triplete' en el Camp Nou es inolvidable. Salimos entre aplausos"

Más información

Respuesta. El club ha crecido en mentalidad, pero la organización y la tradición son las mismas. Y Kiev se ha convertido en una ciudad maravillosa, un bullicio de gente y edificios nuevos.

P. ¿Y usted es el mismo?

R. Tengo 10 años más de experiencia y, además, he sido padre, pero mis valores son los mismos que me enseñó mi padre.

P. Era oficial del Ejército soviético. ¿Le inculcó mucha disciplina?

R. Mi padre me enseñó la educación, el respeto, la importancia de la familia y la humildad, pero la disciplina es cosa mía, no de su trabajo. Crecí jugando al fútbol y el fútbol es el que me la ha dado.

P. En los últimos tres años ha pasado más tiempo en el banquillo que en el campo. ¿Sigue sintiéndose futbolista?

R. He vuelto a Kiev precisamente por eso. Necesitaba volver a sentirme futbolista, tenía unas ganas locas.

P. ¿Es verdad que fue rechazado por una escuela de fútbol de Kiev al no superar la prueba de los regates?

R. En realidad, fue en las pruebas de acceso a la Universidad. En el examen sobre cultura del deporte suspendí los ejercicios teóricos y prácticos sobre el fútbol. Aprobé al año siguiente.

P. ¿Qué recuerdos tiene de sus inicios?

R. Recuerdo a Sbakov, mi primer entrenador; su mentalidad ganadora y su capacidad para transmitirla. En los juveniles me enseñó a intentarlo siempre y no rendirme nunca en la vida.

P. ¿Qué tipo era Valeri Lobanovsky?

R. Una gran persona y un gran entrenador. Le llamaban general porque la disciplina lo era todo para él. Era extremadamente inteligente, educado, un gran psicólogo. Es el que más me ha enseñado.

P. ¿Y José Mourinho? Se decía que le tenía castigado en el Chelsea...

R. Es un organizador. No hay nadie que cuide más los detalles y prepare los partidos como él. Es muy profesional en ese sentido.

P. ¿A quién quería imitar cuando era pequeño?

R. A Oleg Blokhin [el primer ucranio que ganó un Balón de Oro, en 1975]. Era el ídolo de todos los niños del Este.

P. ¿Les dejaban ver fútbol europeo en aquella época?

R. Sí. A mí me gustaban el Barcelona, el Milan y el Liverpool.

P. Vuelve a enfrentarse hoy al Barça. ¿Recuerda quién era el portero al que le metió el triplete?

R. Vítor Baía. Fue el mejor partido que he jugado con el Dinamo. Fue inolvidable el fútbol tan bonito que hicimos esa noche, presionando durante 90 minutos. Salimos entre aplausos.

P. El Barça de Pep Guardiola es otra cosa.

R. Ha hecho un gran trabajo y en todas las líneas tiene a futbolistas muy buenos. Da gusto verlos. Lo que más me impresiona es que todos juegan por el equipo.

P. ¿También Chigrinski?

R. Tiene futuro: es bueno en la defensa, tiene buenos pies, es valiente a la hora de dar salida al balón y ve muy bien el juego.

P. ¿Cree que Ibrahimovic se adaptará al fútbol del Barça?

R. La gente dice que le está costando. Yo no lo creo porque tiene calidad y carácter de sobra. En un mes no se le puede pedir que sea perfecto. Lo será porque, además, tiene al lado a gente como Messi, Henry, Iniesta, Xavi...

P. Ibra es otro más de los que han dejado el calcio.

R. Seguro que se lo ha pensado mucho. Cuando tomas una decisión, lo que cuenta es tu voluntad. Los demás nunca podrán decir si ha sido la decisión correcta.

P. ¿La suya lo fue cuando dejó el Milan en su mejor momento?

R. Yo nunca miro atrás, nunca. Fue una decisión mía, sólo mía. Y la vida también está hecha de momentos difíciles.

P. ¿Los más duros fueron en el Chelsea?

R. Sí, pero por las lesiones que tuve. Eso es lo que me cortó las piernas y me impidió ser Shevchenko.

P. ¿Le costó mucho adaptarse a la Premier?

R. Sí, porque es un fútbol más exigente y más físico que el calcio. En Inglaterra todo es velocidad y en Italia todo es estático.

P. ¿Qué debe tener un buen delantero?

R. Marcar goles importantes. En el fútbol moderno también hay que tener un plus: velocidad y técnica. A mí me gusta Fernando Torres. Tiene mucho gol y se mueve muy bien.

P. ¿Quién le ha creado más problemas en la defensa?

R. Paolo Maldini. Uno cree que puede descubrir todos sus secretos teniéndole de compañero, pero, cuando te enfrentas a él, descubres que no has descubierto nada.

Shevchenko, en el entrenamiento de ayer en el Camp Nou.
Shevchenko, en el entrenamiento de ayer en el Camp Nou.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50