Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EN PORTADA

Seis fórmulas para romper la taquilla

San Diego
¿A quién le importa la opinión de la crítica? En Hollywood, hoy un éxito no basta. Hay que arrasar. James Cameron, Tim Burton y los popes de la industria nos revelan sus recetas de contrastada solvencia para sanear las cuentas: el 3D, los superhéroes, las secuelas, los clásicos actualizados y, por supuesto, la sangre.

2009 empezó calentito en las pantallas. Para abril, la audiencia había aumentado un 17% sobre el año anterior. Eso sólo en EE UU. Para finales de verano, la taquilla internacional superó un nuevo récord: 5.800 millones de dólares en entradas, un 7% por encima del récord anterior, el alcanzado en 2007 sin la crisis económica galopante que se cierne como las nubes de Mordor por el mundo mundial. Pero todos queremos más y la artillería está preparada. Está claro que en tiempo de recesión el público busca una vía de escape, distraerse, entretenerse y pasárselo bien, resume el vicepresidente de Paramount Pictures, Rob Moore. Y si es posible, además, que salga barato. Y no hay un ocio fuera del hogar que dé más por menos que una noche en el cine.

En tiempo de recesión, el público busca vías de escape, distraerse (Rob Moore, Paramount Pictures)

Los estudios lo saben y lo aprovechan. ¿Cuál es la fórmula del éxito? Está claro que las audiencias cada vez son más sofisticadas, que saben lo que quieren, aunque eso no siempre coincida con el gusto de la crítica, y que las preferencias corren como la espuma gracias a redes sociales como Facebook y Twitter. Una estrella ya no es sinónimo de caja. A juzgar por éxitos tipo Star Trek o Transformers 2, apetece más ver a un chulazo de nuevo cuño que a las caras de toda la vida. A menos que ese rostro pertenezca a Johnny Depp o a Robert Downey Jr.

El factor nueva era también cuenta: vivimos un renacimiento del cine estereoscópico (más conocido como 3D) donde filmes como Up y Ice Age 3 encabezan la lista de los más vistos, recaudando hasta el 50% de su taquilla en las salas equipadas técnicamente para su proyección. Incluso cuando no son más que una pequeña fracción de todos los cines. Con todos estos factores en mente, éste es el menú que Hollywood nos ha cocinado para esta temporada. El que se presentó en esa antigua reunión anual de frikis de la ciencia-ficción celebrada en San Diego llamada Comic Con, que ahora se ha convertido en la prueba del algodón. Porque hoy no hay nada más peligroso que un friki armado con un blog.

Avatar, una odisea en 3 D

Qué promete: Un hito en la historia del celuloide. Lo nunca visto, añade Sigourney Weaver, que vuelve a trabajar con James Cameron en el primer filme que lleva su firma desde el éxito mundial de Titanic (1997), la película más taquillera de la historia.Avatar afectará a la mente del espectador de manera positiva, afirma con un halo de misterio el realizador canadiense.

Qué veremos:Un nuevo mundo, Pandora. La cuarta luna del planeta Polythemus. Como la Tierra, pero de aire irrespirable y fauna peligrosa, donde los navi, sus habitantes azulones, no se fían de los humanos. Su colonización depende de los avatares, un cuerpo biológico en el que proyectas tu conciencia. Nada que ver con The Matrix, aclara Cameron sin especificar sus fuentes. Aunque es fácil rastrear la influencia de Roger Dean (ilustrador responsable de las portadas de Asia o Yes), el historietista Richard Corben (autor de la saga Den) o Michael Whelan (dibujante de cabecera de Stephen King o Sepultura). Y hay quien dice que se parece a la fantasía animada Delgo.

La carne en el asador: Sam Worthington, el descubrimiento de Cameron para Avatar, que le ha pillado el tranquillo a Hollywood con Terminator salvation y el remake de Furia de titanes.

Secretos tecnológicos: Cameron pagó por sus inventos, invirtió 14 años en tecnología y presume de una cámara de 3D única y ligera que manejó él mismo y otro sistema virtual, el simulcam, con el que vio sus creaciones digitales mientras rodaba. Fue como poner la cámara en otro planeta, dice.

Error de cálculo:A dos meses del estreno, Cameron no sabe la duración final. Dependerá de lo que el público aguante con las gafas estereoscópicas.

Fecha prevista de estreno: 18 de diciembre.

Tron Legacy, ¿el encuentro definitivo entre cine y videojuego?

Qué promete: Un Tron más denso y siniestro en un mundo fotosurrealista, describe el debutante Joe Kasinski, director de esta secuela y un bebé cuando se estrenó Tron (1982).

Qué veremos: Voy en busca de mi padre y me encuentro este mundo de locos, avanza Garrett Hedlund, que interpreta al hijo de Kevin Flynn (Jeff Bridges), el informático de la primera parte que lleva perdido en este limbo cibernético 25 años. Hoy, el sistema ha evolucionado por sí mismo, es más avanzado y peligroso: Nos embarcamos en un viaje de vida o muerte, asegura.

El icono revisado: Las motos de luz. Si las ochenteras hicieron alucinar a los espectadores en el estreno de la original, la nueva generación del vehículo más rápido del mundo se convirtió en una de las máximas atracciones en la Comic Con.

Secretos tecnológicos: Los efectos del primer Tron en gran parte se hicieron a mano. Internet era una entelequia, recuerda Bridges. Ahora, la competencia es brutal, pero Tron legacy asegura llevar la experiencia a otro nivel. Todo se va a salir de la pantalla, compartió Kasinski, que rentabilizó la cámara 3D de James Cameron. Hasta la fecha, la experiencia de este novato se restringe a spots de tele y tráilers para viodeojuegos superventas como Gears of war 2 y Halo 3.

Error de cálculo: El joven Hedlund desbancó para el papel a Chris Pine, Ryan Gosling y Michael Stahl-David, pero ¿logrará convertirse en una presencia tan rentable como ellos? Y los nostálgicos se han quedado sin Wendy Carlos, la pionera de los sintetizadores, para la banda sonora, pero los modernos tienen a Daft Punk.

Fecha prevista de estreno: Primavera de 2010.

Luna Nueva, dos mejor que uno

Qué promete:La misma hemoglobina, pero mejores efectos especiales que los que hicieron brillar al vampiro Edward Cullen (Robert Pattinson) en Crepúsculo como si fuera un anuncio de champú. Una de las razones por las que la saga cambió a la directora Catherine Hardwicke por Chris Weitz. Su Brújula dorada no funcionó en taquilla, pero se llevó el Oscar a los efectos visuales.

Qué ofrece de verdad:La mirada está puesta en los abdominales de Taylor Lautner, el chico-lobo, que casi perdió el papel de Jacob por alfeñique. Un régimen de comidas abundantes cada dos horas y 11 meses intensivos de gimnasio le dieron 15 kilos de musculatura.

La carne en el asador: La de Robert Pattinson y Kristen Stewart, que sigue siendo la pareja del año. Y tranquilos quienes teman los pasajes del libro en donde Edward y Bella están separados. Quedaría muy hortera la voz en off, así que hemos traducido esos momentos en la película como alucinaciones semivisibles, desvela Pattinson.

Secretos tecnológicos: Los que querría saber Lautner, porque en cuanto le tocaba hacer de hombre lobo, le sustituían por una criatura digital. Yo paso de una postura pusilánime a la posición de haber sido el lobo feroz, explica.

¿Error de cálculo? Que Juan Antonio Bayona no se haga cargo de la tercera entrega, Eclipse. Quizá dirija la cuarta, aventura Stewart. Aun así, confiamos en que la tercera escore hacia terrenos aún más oscuros: ha recaído en David Slade, responsable de Hard candy y 30 días de oscuridad.

Fecha de estreno prevista: 18 de noviembre de 2009.

Sherlock Holmes, el héroe desaliñado

Qué nos prometen: Al primero de los superhéroes, el que conocimos como una máquina de pensar y fumar en pipa, pero que, según las novelas de sir Arthur Conan Doyle o lo que Robert Downey Jr. lee en ellas, es un maestro de las artes marciales. Todo por obra del bombástico Guy Ritchie.

Qué veremos: Acción, humor y explosiones, que para algo produce Joel Silver (habitual de las películas de los hermanos Wachowski). Y algo de deducción, mi querido Watson (Jude Law). Es una historia contemporánea malinterpretada durante años porque Conan Doyle era un adelantado a su tiempo, explica el actor británico.

La carne en el asador: Tras 132 años de existencia y 75 actores interpretando el ingenio de Holmes (que pasa por ser el personaje más revisado de la historia del cine), sólo Downey Jr., en imparable subidón, podía insuflarle de nuevo vida y enardecer al público a la vez.

Secretos tecnológicos:Las ideas de Downey Jr. evitaron que el ex de Madonna tirara por la consabida historia de los orígenes del personaje en favor de algo más lleno de kung fu y jujitsu. Luego Guy tocaba la guitarra durante los momentos muertos y Joel hacía de dj para meternos en acción, describe el actor.

Error de cálculo:El guarrazo que le metió el luchador Robert Maillet a Downey Jr. en la película dejó a la estrella KO y con seis puntos en la barbilla. La llamada maldición de Sherlock Holmes, atribuida a las extrañas muertes de sucesores y estudiosos de Conan Doyle, planeó sobre el rodaje.

Fecha prevista de estreno: 15 de enero de 2010.

Alice in Wonderland, si Disney levantara la cabeza

Qué nos prometen: Una combinación de imagen real, animación y otras técnicas capaces de llevar la magia de Tim Burton a otra dimensión. "Quise utilizar todos los recursos posibles para dejar boquiabierto al espectador. Los de Disney sumaron como sugerencia el 3D", confiesa el director de Bitelchús.

Qué veremos: O qué no veremos, porque a Burton no le pone nada el cuento de Alicia de siempre. "Quiero mostrar su viaje interior en lugar de una sucesión de anécdotas", revela. Para ello, ha incorporado a la historia el poema con palabras inventadas de Carroll Jabberwocky y transformado a Alicia de inocente criatura en una verdadera heroína de acción con armadura y todo.

Declaración de intenciones: Burton no engaña: "Ésta es la historia de alguien que se siente solo en un mundo extraño. Básicamente, ése sería el resúmen de mi vida".

La carne en el asador: Johnny forever. Si Tim Burton llegó a la Comic Con a la sombra de los vampiros de Luna nueva, la aparición en el escenario de Depp fue recibida con el mismo fervor uterino sin necesidad de que abriera la boca. Su encarnación del sombrerero loco con el pelo frito resulta de lo más inquietante.

Secretos tecnológicos:Por mucha técnica que tenga la película, el arma secreta de Burton se llama Arthur Rackham, ilustrador británico autor de los dibujos de la edición de 1907. Eso y los bocetos que el propio Depp dibujó del sombrerero loco.

Error de cálculo: Johnny Depp asegura que es incapaz de ver en 3D. Y Burton se siente como el conejito de Alicia, corriendo a contrarreloj (con la posproducción) para llegar a su propio estreno.

Fecha prevista de estreno: 5 de marzo de 2010.

Iron Man 2, Marvel salta la banca

Qué nos prometen:A juzgar por el recibimiento que tuvo en la Comic Con, Robert Downey Jr. es el rey del mambo. Cualquier excusa es buena para volverle a ver. A él y a Tony Stark, el álter ego millonario de Iron Man. Lo difícil fue encontrar un malo a su altura, confiesa el director, Jon Favreau.

Qué veremos:Dos malos mejor que uno: Justin Hammer (Sam Rockwell), fabricante de armas, y el inventor ruso Ivan Vanko (Mickey Rourke), más conocido como Whiplash. Y yo que me tenía a mí mismo por excéntrico, bromea Downey Jr., delatando unas relaciones más que tensas en el rodaje con el también renacido de sus propias cenizas Rourke.

La carne en el asador: Scarlett Johansson siempre pone. La elegimos por el volumen de sus trabajos, bromea Favreau. Su papel: el de Natasha, la nueva asistente de Stark, más conocida como Black Widow. Las chispas entre ella y Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) están garantizadas. Sobre todo porque esta vez toda la promo parece volcada en Johansson.

Secretos tecnológicos:Esta vez el malo luce una armadura más chula que el bueno. Aunque la mayor arma de la película está en avivar el cotarro para hacer realidad Los vengadores, el mítico supergrupo de Marvel. Hasta llegar a ese punto, todas las películas se irán cruzando, afirma Favreau. Por el camino nos esperan adaptaciones de Nick Furia (encarnado por Samuel L. Jackson, que ya sale en Iron Man 2), Capitán América y Thor.

Error de cálculo:Dinero, dinero, dinero. No contentos con los 318 millones de dólares recaudados con el primer Iron Man en EE UU, los productores sustituyeron a Terrence Howard por Don Cheadle por reclamar su parte del botín.

Fecha prevista de estreno: Abril de 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de septiembre de 2009

Más información