Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Artilugios para engañar al ojo

El CAAC muestra la prehistoria del cine a través de la colección Nekes

El cineasta alemán Werner Nekes fue en 1972 a Bilbao a presentar una de sus películas experimentales y se topó con la tienda de un mago de la que salió con un taumatropo, un juguete óptico que consiste en un disco con dos imágenes diferentes en ambas caras y que al girarlo con una cuerda las imágenes parecen unidas. Esta rudimentaria máquina fue el comienzo de la que hoy es la mejor colección de la prehistoria del cine. "El taumatropo era de latón y tenía pintados a un hombre y una mujer en cada lado, de forma que al girarlo parecía que estaban haciendo el amor", recordaba divertido ayer Werner Nekes mientras recorría la exposición Máquinas de mirar o cómo se originan las imágenes, que se inaugurará hoy en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), en Sevilla. Anaformismos, linternas mágicas, caleidoscopios, espejos deformantes o fenaquistiscopios son algunos de los artilugios que precedieron al cine y que pueden verse en Sevilla.

La exposición reúne también obras de 45 artistas contemporáneos

La muestra, con la que se despide del centro su actual director José Lebrero, quien a partir de mediados de octubre estará al frente del Museo Picasso Málaga, reúne 200 objetos e imágenes precursores del cine que van desde el siglo XVI hasta principios del XX. "Ésta es la exposición más ambiciosa que ha acometido el CAAC y se complementará con Dispositivos ópticos, que se inaugurará el 8 de octubre, ambas incluyen también un programa didáctico, visitas guiadas y cursos de arte", explicó ayer Lebrero.

Los 200 artilugios que podrán verse en Sevilla hasta el 10 de enero forman parte de una colección de "entre 30.000 y 35.000 objetos" que Nekes atesora en una antigua fábrica de piel en Mühlheim (Alemania). "Comencé a coleccionar porque daba clases en la Universidad de Hamburgo y todas estas cosas me servían para poder explicar cómo se creó la imagen en movimiento a mis alumnos", asegura Nekes mientras aconseja a los visitantes que vayan con tiempo para poder usar una gran cámara oscura que se instalará en el patio del centro. "Ahora hago exposiciones porque así puedo tener algo más de espacio", bromea el cineasta.

"Pero el enfoque de la exposición no es nostálgico, sino muy contemporáneo", apostilla Nike Bätzner, comisaria de la muestra junto a Eva Schmidt y el mismo Nekes. "Mostramos también obras de 45 artistas contemporáneos que trabajan con algunos de estos aparatos muy simples, como la cámara oscura, y otros con los medios más sofisticados, como las cámaras digitales o los ordenadores", explica Nike Bätzner. Entre la selección se encuentran obras de Olafur Eliasson, Douglas Gordon, Ulrike Grossarth, Giulio Paolini, Regina Silveira y Robert Smithson. La muestra es una coproducción del Museum für Gegenwartskunst de Siegen (Alemania), la Fundación C3 de Budapest (Hungría) y el CAAC y ha recibido fondos de la Comunidad Europea.

"Sevilla es la tercera sede de la exposición, ha pasado antes por los otros dos museos, y cada uno ha aportado artistas nacionales. En nuestro caso contamos con Eulàlia Valldosera y Sergio Belinchón, que ya estaban en la selección original, y hemos añadido a Curro González, Laboratorio de Luz, Francisco Ruiz de Infante o Alejandro Sosa, entre otros", añade Lebrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 2009