Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy pide que el PIB mida la felicidad

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, pide un cambio en el cálculo de los indicadores económicos para que incluyan un concepto tan difuso como el del bienestar. "Francia luchará para que todas las organizaciones internacionales modifiquen sus estadísticas", anunció ayer Sarkozy en la presentación de un informe dirigido por el Nobel de Economía Joseph Stiglitz sobre el progreso económico y social.

Sarkozy propondrá a sus socios europeos que "Europa dé ejemplo" y anunció que "Francia va a adaptar su aparato estadístico en consecuencia". "Hay un problema con los indicadores, y en particular el producto interior bruto (PIB)", afirmó.

"Durante años, las estadísticas han mostrado un crecimiento cada vez más fuerte", aseguró. Pero paradójicamente "este crecimiento, al poner en peligro el futuro del planeta, destruye más de lo que crea". Sarkozy también indicó que "en todo el mundo, los ciudadanos creen que se les miente, que las cifras son falsas y, peor aún, que están manipuladas; nada es más destructor para la democracia". "La religión del número", como calificó la forma de elaborar las estadísticas, "es una forma de no hablar nunca de las desigualdades".

Los autores del informe consideran que aunque el PIB "no es erróneo", "se utiliza de forma errónea", en particular cuando aparece como una medida del bienestar económico. "Los atascos de tráfico pueden incrementar el PIB, puesto que suponen un aumento del consumo de gasolina, pero no el bienestar", señalan estos economistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de septiembre de 2009