Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:AGUSTÍN NAVARRO | Candidato a alcalde de Benidorm | El PP pierde la alcaldía de Benidorm

"Si Maruja Sánchez se va al paro, el Ayuntamiento recupera la dignidad"

La moción de censura en Benidorm le ha "llovido del cielo" a Agustín Navarro (Benidorm, 1961), funcionario en excedencia del Ayuntamiento y previsible futuro alcalde con un equipo de gobierno integrado por 13 tránsfugas, 12 ediles que se han dado de baja del PSOE y otro del PP. Navarro vivió en sus carnes la otra moción de 1991 cuando Maruja Sánchez, concejal socialista, se alió con Zaplana para desbancar a los suyos del Ayuntamiento. Ahora la edil tránsfuga perderá el puesto de confianza del que goza desde hace 18 años y el Ayuntamiento "recuperará la dignidad política".

Pregunta. ¿Se consideran tránsfugas?

Respuesta. No, bueno si vas al diccionario sí, es cierto que abandonamos un partido y cambiamos un gobierno, pero no me considero tránsfuga, ni siquiera a Bañuls. Él abandonó la disciplina del PP hace cuatro meses, tránsfuga debía ser la persona que abandona la disciplina en plan Maruja, por la compra de intereses urbanísticos o económicos. Lo de Bañuls es diferente, le ficha el PP como independiente y desde el inicio de mandato era el patito feo, hacían cosas a su espalda y le ocultaron documentos de la permuta del hospital. En el diccionario somos tránsfugas, pero por la actitud nuestra no.

"No vamos a crear un nuevo partido y estaremos fuera del PSOE"

P. ¿Por qué basan la moción en la ingobernabilidad y en la crisis interna del PP local?

R. En cuanto a que esa crisis afecta a la ciudad sí, está claro que hay unos servicios que funcionan y la inercia del día a día está garantizada, pero cuando hablamos de ingobernabilidad es que desde hace tres meses los grandes asuntos están paralizados. Al no tener mayoría, no se trataban los temas importantes.

P. ¿Por qué han tardado tanto en firmar la moción para acabar pidiendo la baja en el PSOE?

R. Porque somos disciplinados, si no hace meses se hubiera aprobado, pero no teníamos prisa. Con Bañuls empezamos a hablar en julio cuando la situación se complicaba. Siempre confías en que tu partido de toda la vida entienda la excepcionalidad de la situación, pero en el pacto antitransfuguismo no hay casos excepcionales.

P. ¿Se sienten defraudados por el PSOE y el PSPV?

R. En absoluto, hay que entender que [Jorge] Alarte [secretario general delPSPV] tiene una visión y Leire [Pajín, secretaria de Organización del PSOE] otra distinta, y Pajín ha actuado muy bien tratando a Benidorm como si fuera un pueblo de Lugo, "no autorizo y ateneros a las consecuencias". Si hubiera actuado de otra manera entendería las críticas que se le están haciendo y eso la dignifica.

P. ¿Y cuál ha sido el papel de su madre, la edil Maite Iraola?

R. Las conversaciones privadas madre e hija las desconozco, pero si para nosotros ha sido difícil para ella mucho más complicado. Ella no solo ha puesto en la balanza elegir entre el PSOE o Benidorm, sino la connotación familiar, y ha actuado más como concejal de su pueblo que como madre. Aunque eso no lo entiendan fuera de aquí.

P. También han denunciado intentos de compra de tres concejales...

R. No hemos ido a la Fiscalía porque en los contactos, salvo en un caso que cogieron a uno de nuestros concejales y le empezaron a dar vueltas en un coche para convencerle, han utilizado a íntimos amigos. Para no afectar a terceros no lo hemos denunciado, pero si se producen presiones nuevas iremos, que no les quepa la menor duda que iremos a la Fiscalía.

P. ¿Y qué les ofrecían?

R. Por ejemplo, la dirección general de la Consejería de Industria, a otro un cargo en el Instituto Valenciano de Turismo y a otro incluso dinero o cualquier cargo en el Ayuntamiento.

P. ¿Todo ello gente del PP?

R. O enviados por ellos. Por eso, cuando hablan de ética, de moral creo actúan con cinismo y con hipocresía total, no recuerdan a Eduardo Zaplana celebrándolo con Maruja Sánchez.

P. ¿Qué diferencia hay entre aquella moción y esta?

R. A la tránsfuga la compraron, no sabemos por cuanto, pero la compraron. Ahora, si Maruja Sánchez se va al paro, el Ayuntamiento de Benidorm recuperará la dignidad política. En los cuatro últimos años ha estado sin venir y cobrando. ¿Qué no sabrá ella del PP que ninguno de los tres alcaldes ha sido capaz de cesarla?

P. ¿Lo de ahora es una venganza de 1991?

R. En absoluto, lo sería si hubiéramos comprado a alguien del PP, pero no lo hemos hecho. La moción nos ha llovido del cielo, ni el más optimista de nosotros podría pensar hace tres meses que íbamos a gobernar.

P. Y a Bañuls ¿qué le han ofrecido?

R. Nada, empezamos a negociar cuando se fue del PP y sólo de temas de oposición. No le hemos dado nada y no asumirá ni Urbanismo ni Hacienda. El nuevo gobierno ha de ser más transparente que nunca, gestionaremos y seremos más honrados que nadie. La próxima semana empezaremos a fijar prioridades y competencias.

P. ¿Cuál será el primer decreto que firmará, el cese de Sánchez?

R. No será necesario ni eso, en el momento en que cesa el alcalde actual cesan los 32 cargos de confianza que hay ahora, entre ellos la tránsfuga que pactó a Zaplana. Me gustaría echarla para devolver la dignidad política.

P. ¿No es un suicidio asumir una alcaldía para 20 meses, sin el paraguas de un partido?

R. No creo, posiblemente todos los concejales tengamos fecha de caducidad, no solo hemos arriesgado dejar nuestro partido de toda la vida, sino nuestra carrera política. Hay compañeros jóvenes con futuro y han optado por dar la cara por Benidorm. Estas semanas han sido inaguantables, por la calle la gente te llamaba vago, cobarde y que no pensaban votar más al PSOE. Lo ideal sería poder convocar elecciones anticipadas, pero eso es imposible.

P. ¿Esperan que el PSOE les perdone algún día?

R. Ese día esta muy lejos, aunque las siglas socialistas siempre serán las nuestras. Y no me cabe la menor duda que el Gobierno seguirá invirtiendo en Benidorm, la responsabilidad es de los 12 concejales, pero no de los ciudadanos. Zapatero no pasará factura a Benidorm.

P. ¿Y de cara al 2011?

R. Es muy pronto, pero no vamos a crear un nuevo partido y estaremos fuera del PSOE porque no pensamos perjudicar a nadie, todo lo contrario queremos que la gente se afilie a nuestro partido de toda la vida y trabaje para recuperar la alcaldía en las próximas elecciones. La responsabilidad es de los 12 ediles que hemos firmado, y no vamos a arrastrar a nadie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de septiembre de 2009