Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta recibe una sola oferta por el Audi de Touriño

Fue en el epílogo de la campaña gallega que el PP centró indisimuladamente en el Audi A8 blindado que la Xunta había comprado meses atrás a su presidente, Emilio Pérez Touriño, por 480.000 euros. En el mitin de Vigo, el candidato popular, Alberto Núñez Feijóo, prometió "poner el cartel de se vende" a esa berlina si llegaba al poder para sustituirla por un coche "hecho aquí al lado, en la factoría de Citroën".

Seis meses después, el nuevo presidente de la Xunta sigue intentando dar salida a un vehículo blindado, con inhibidor de frecuencia antibombas que ahora tasa -año y medio después de que fuese comprado- en 280.000 euros. El Gabinete de Feijóo abrió una subasta pública para vender el automóvil junto a otros dos blindados que el Gobierno de Fraga había adquirido a precios similares. Los tres audis han permanecido estos meses aparcados en los sótanos de la Xunta, que llegó a programar visitas guiadas de periodistas al garaje para comprobar cómo acumulaban polvo.

Los planes del nuevo Gobierno pasaban por cambiar las tres berlinas por "vehículos para colectivos sociales y de Protección Civil". El plazo expiró el sábado y fue esa misma mañana cuando llegó una oferta in extremis que el Gobierno autónomo evitó explicar. Entretanto, Feijóo y sus conselleiros viajan en coches de la marca Citroën, la misma que le prestó el coche al líder del PP cuando estaba en la oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 2009