Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Puente Aéreo se traslada a la T-1

La nueva terminal acogerá a partir de mañana el 70% del tráfico aéreo

La vieja terminal del aeropuerto de El Prat se quedará mañana casi desierta. Un total de 17 compañías aéreas que operaban desde ella se trasladan a la nueva T-1 y, entre ellas, está Iberia con el puente aéreo. La reorganización hará que el 70% del tráfico aéreo barcelonés se produzca desde la T-1. En octubre se producirá el traslado del resto de compañías y, a partir de ese momento, la T-2 (como se denomina ahora al conjunto de viejas terminales) empezará a ser reformado por completo.

El número de operaciones que se realizarán mañana en la T-1 es de 574 con 63.140 pasajeros y 44.200 maletas. Gracias, en buena parte a Iberia, que representa 336 vuelos (60 de ellos pertenecientes al Puente Aéreo), 31.000 clientes y 38.000 maletas.

La T-1 empezó a funcionar el pasado mes de junio y entonces se instalaron en ella 19 aerolíneas, conectadas con la alianza Star Alliance. Con las 17 que se suman desde mañana, entre las que figuran las compañías de la alianza One World, serán ya 36 las que allí operen. Iberia es la de mayor influencia, pero también están Vueling, British, Avianca y American Airlines.

La reorganización implica la creación de un espacio en el que se agrupan todos los vuelos del corredor aéreo Barcelona-Madrid, independientemente de la compañía que los ofrezca. Los pasajeros de este trayecto dispondrán de mostradores propios, así como controles de seguridad y cintas de recogida de equipajes. El corredor se halla situado casi a la entrada de la nueva terminal y dispone de espacios separados para las llegadas y las salidas, estas últimas con acceso a una parada de taxis.

Iberia cuenta con recuperar, al menos en parte, cierta cuota del pasaje entre las dos capitales que le ha arrebatado el tren, ya que la ubicación que se estrena mañana acorta el tiempo de recorrido por pistas y, al final, reduce en 12 minutos el trayecto, pasando de 1 hora y 10 minutos a 58 minutos solamente. Los usuarios de la T-1 podrán disponer también a partir de mañana de los tres edificios de aparcamiento. La suma global de plazas de que se dispondrá será de 10.000.

En teoría, las líneas aéreas estaban deseosas de instalarse en la T-1, pero en la práctica hay cuatro aerolíneas que, por razones diversas, han decidido aplazar de momento el traslado. Se trata de Atlas Blue, Syrian Arab Airlines, Tunis Air y Fly4You. Las cuatro estaban incluidas en el paquete que operaría desde mañana en la nueva terminal, pero se mantendrán en la vieja T-2.

Falta una alianza

Hay tres grandes alianzas aéreas que operan en el mundo occidental: One World (incluye Iberia, British Airways y American Airlines), Star Alliance (en la que figuran Lufthansa, Spanair, US Airways y Swiss, entre otras) y Sky Team. Las dos primeras ya están en la T-1, la segunda se mantiene aún en la vieja T-2.

Forman Sky Team Air Europa, Air France, Delta Airlines, Aeroflot, Aeromexico, Alitalia, Continental, KLM y Czech Airlines, de modo que los pasajeros de estas compañías deberán, hasta nuevo aviso, dirigirse a la ahora llamada T-2.

Coincidiendo con el segundo traslado, la T-1 abre también 11 tiendas y 15 bares y restaurantes. Hasta ahora funcionaban 36 establecimientos comerciales y 10 de comida y bebida. Cuando se complete el traslado serán 51 las tiendas y 30 los espacios para comer y beber.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 2009

Más información