Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La calle no es de las mafias"

Los vecinos de Montera se suman a las peticiones de prohibir la prostitución en la vía pública

"Cualquiera que pasee por la calle puede comprobar que la explotación sexual de decenas de mujeres continúa siendo protagonista". Lo dice la asociación Nuevos Vecinos de Montera, que quiso unirse ayer a la reclamación que ha hecho el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, para que se prohíba el ejercicio de la prostitución en la calle. "El Ayuntamiento de Madrid no cuenta ni siquiera con una ordenanza municipal al respecto", se quejan estos vecinos en un comunicado.

La polémica sobre el comercio sexual en la calle ha vuelto a la escena pública a raíz de la publicación por EL PAÍS de unas imágenes sobre la prostitución en la Boqueria, una céntrica zona de la ciudad condal. Sindicatos, vecinos y comerciantes catalanes han reclamado soluciones. Algunos residentes de Montera, en el corazón de la Gran Vía madrileña, se han sentido identificados. "Las cámaras no disuaden a las mafias ni a los clientes", señala la asociación.

La realidad les da la razón. A cualquier hora de cualquier día, decenas de chicas, apostadas en varios rincones de la calle, intercambian conversaciones con los hombres que se les acercan. Desaparecen por las escaleras de los hostales. Reaparecen al rato.

Es la una del medio día del domingo y un grupo de viandantes se arremolinan en un cruce de la calle de Montera. Una mujer, vestido corto rosa, labios rosas, ha discutido con un hombre y la policía local tiene que intervenir. En la calle nadie quita ojo. "¿Qué ha pasado?" "Algo con las prostitutas". "Vaya imagen damos".

Hace años, cuando la presencia de meretrices empezó a multiplicarse, los vecinos de la zona denunciaron la "degradación" del entorno. Han recogido firmas, organizado actividades en la calle, incluso instalado cámaras de vídeo en los balcones para grabar lo que pasa y colgar después las imágenes en Youtube (lo que les valió una sanción de la Agencia Española de Protección de Datos). Ahora se suman a la propuesta de que se prohíba por ley. "El vacío legal da alas a la prostitución", alegan. Y eso, en su opinión, se traduce en "la explotación sexual de mujeres, la ocupación del espacio público, las peleas continuas y la delincuencia que se mueve alrededor". "Estamos ante un debate que trasciende lo municipal", alegan desde el Ayuntamiento. "No puede resolverse sólo mediante la actuación policial".

El Consistorio no va a regular la cuestión mediante una ordenanza porque no cree que las multas sean la solución al problema. Sí lo hizo la capital catalana, que prohibió la oferta y demanda de sexo en la calle en 2005, aunque no ha logrado, hasta el momento, eliminarla. El "plan contra la esclavitud sexual" del ayuntamiento madrileño llevó vigilancia policial a esta arteria de la Gran Vía. Se peatonalizó. Se sacaron las terrazas de los comercios a la acera. Pero nada ha movido a las chicas de Montera. Ni a los que las vigilan.

Josefa Vázquez regenta uno de los bares de la calle, que es parte de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Montera y Adyacentes. "Es una vergüenza lo que tenemos que ver y oír nosotros", cuenta indignada. "Hasta tengo que barrer los preservativos por la mañana de la puerta". "Si los que mandan tuvieran que estar viviendo lo que vivimos nosotros no los aguantarían ni dos días", lanza. "Se está desmadrando demasiado", opina José Luis Túrrez, al mando del quiosco de la plaza hace años. "Se concentra el problema en una zona, y en este caso es el centro de la capital".

Los vecinos quieren "recuperar el espacio para el uso y disfrute de todos, y no sólo de las mafias que campan a sus anchas".

Polémica histórica

- 2001. Los vecinos recogen 8.000 firmas para denunciar la inseguridad y el abandono.

- 2002. La asociación de vecinos y comerciantes pide presencia policial constante.

- 2004. El Ayuntamiento inicia un "plan contra la esclavitud sexual", que incuyó identificaciones de clientes, prostitutas y proxenetas.

- 2005. Montera se convierte en peatonal.

- 2006. La asociación de vecinos organiza actuaciones y talleres de animación financiados por el Ayuntamiento.

- 2007. Un grupo de vecinos instala cámaras en los balcones de algunas casas y cuelga los vídeos en Internet.

- 2008. Comienzan a funcionar 31 cámaras de vigilancia en la zona

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de septiembre de 2009

Más información