Entrevista:CELINA PEREDA | Directora de Drogodependencias del Gobierno vasco

"En ningún bar se va a poder fumar"

La directora de Drogodependencias, Celina Pereda, es tajante cuando se refiere al tabaco: guerra total. "En ningún bar se va a poder fumar, mida 10 metros o 200; tenga espacios reservados para fumadores o no". El Gobierno lo tiene claro, prohibición total de fumar en cualquier espacio público y a ello va a dedicar sus esfuerzos con la modificación de la actual Ley de Drogodependencias, aprobada en 1998. Ahora sólo falta que logre el apoyo del resto de las instituciones implicadas y de los hosteleros.

Pregunta. En Euskadi, la Ley Antitabaco se ha incumplido. Ninguna de las denuncias ha concluido en sanción.

Respuesta. La ley vasca no regulaba mucho los supuestos que recoge la Ley Antitabaco estatal y hay problemas para determinar qué órganos deben imponer las sanciones y cuáles encargarse de la inspección. Lo fundamental es aprobar una modificación de la ley vasca de Drogodependencias que deje todos los supuestos muy claros.

"Vamos a aplicar una especie de 'ley seca' al consumo de tabaco"
"Confío en que la modificación legal salga adelante antes del próximo verano"

P. ¿Una norma que acabe con el actual vacío legal y prohíba fumar en todos los espacios públicos, como los bares?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. En ningún bar se va a poder fumar, mida 10 metros o 200; tengan o no espacios para fumadores y no fumadores.

P. La ley estatal no va tan lejos.

R. No hay ningún problema en hacer una ley de máximos. Además, la ministra de Sanidad ya ha anunciado que hay que ponerse al nivel del resto de Europa.

P. ¿Y qué va a pasar con las discotecas?

R. Tendrán el mismo tratamiento que un bar: prohibido fumar. Cuando alguien quiera fumar tendrá que salir a la calle.

P. ¿Y que ocurrirá con los txokos, con las sociedades gastronómicas?

R. Todos los supuestos los iremos discutiendo. La clave es concienciar a la sociedad del grave riesgo que corren los fumadores pasivos. El que fuma decide sobre su cuerpo y el de los que tiene alrededor, y eso no puede seguir así.

P. Al caso de los frontones sigue sin hincársele el diente.

R. En Francia está prohibido fumar y en Iparralde siguen funcionando los frontones con normalidad. Vamos a aplicar una especie de ley seca al tabaco. ¿Quién iba a pensar que los pubs irlandeses iban a poder pasar sin su humo y sin su tabaco? Pues se ha prohibido fumar y no pasa nada, todo sigue igual El que quiere fumar sale fuera, y punto. Y eso que en Irlanda llueve mucho y hace más frío que aquí.

P. ¿Cómo va a poner de acuerdo a los ayuntamientos para que sancionen o inspeccionen, algo que no han hecho hasta ahora?

R. La cuestión está encima de la mesa de la comisión creada con Eudel y con los hosteleros para tratar la modificación legal. Si se hace una modificación de ley es para cumplirla. Esa comisión lo que va a realizar es un trabajo de sensibilización sobre el perjuicio que supone el tabaco: para el que lo fuma y para el resto de ciudadanos que se ven obligados a convivir con él.

P. ¿Los hosteleros van a tener que controlar?

R. Lo que quieren los hosteleros es que las cosas queden muy claras.

P. ¿Para cuándo estará lista esa modificación de la ley?

R. Confío en que antes del próximo verano. Esa es la intención del Gobierno.

P. Según los datos de la última Encuesta de Salud de Euskadi, el consumo de tabaco no desciende.

R. Es cierto que no baja de manera sustancial. Y, además, se está produciendo una circunstancia preocupante: la incorporación de las mujeres al hábito de fumar, sobre todo en la franja de 17 a 25 años. Fuman más que los chicos y la deshabituación resulta más complicada en las mujeres. Sufren más recaídas. Una vez adquirido el hábito, les resulta más complicado dejarlo. El consumo de tabaco tiene unas graves repercusiones para la salud y no vamos a dudar en aplicar mano dura.

P. ¿Qué medidas baraja para combatir el consumo de alcohol entre los menores?

R. En el sexto plan de drogodependencias que vamos a empezar a elaborar habrá espacio para el debate sobre las drogas socialmente admitidas. Nadie concibe una fiesta sin el consumo de alcohol. Pero, ¿qué repercusión tiene en los jóvenes que consumen con 13 y 14 años? Un sector muy joven de la población incorpora costumbres nocivas cuando no ha terminado aún su desarrollo neurológico y eso tendrá repercusiones después.

P. ¿De quién es la responsabilidad de ese consumo?

R. De los propios jóvenes. Ellos se deben responsabilizar. La sociedad en su conjunto debe plantear el modelo de ocio, de consumo, y las administraciones liderar las propuestas y hacerlas posibles. Hay que debatir entre toda la sociedad el modelo de consumo, dónde quedan los valores de la relación personal, el respeto. Es un trabajo en el que estamos implicados todos.

Celina Pereda, en su despacho de la sede del Gobierno vasco en Vitoria.
Celina Pereda, en su despacho de la sede del Gobierno vasco en Vitoria.PRADIP J. PHANSE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS