Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA prohíbe al Chelsea fichar hasta enero de 2011

Acostumbrado a tirar de chequera, el ruso Roman Abramovich no podrá remozar el Chelsea a su antojo. Así lo determinó ayer la FIFA, que prohibió al club inglés fichar futbolistas hasta enero de 2011. Un año y medio de abstinencia. "Vamos a responder con la mayor contundencia posible", replican bastante contrariados desde el Chelsea. Resulta que la entidad inglesa ha sido acusada de incitar en 2007 a Gael Kakuta -medio ofensivo francés que se desempeña en el filial- a romper un contrato con el Lens (Francia) para firmar otro con los blues.

"El Chelsea tiene prohibido el fichaje de cualquier jugador nuevo, nacional o internacional, en los dos próximos periodos de traspasos", señaló el comunicado de la FIFA, que también sancionó con una multa de 780.000 euros a Kakuta -tampoco podrá jugar un partido oficial durante cuatro meses-, y otra de 130.000 al Chelsea. Un mazazo para Kakuta, escogido el mejor de la Academy hace dos cursos pero que ya se perdió la temporada anterior por una lesión de rodilla. "Es un grandísimo futbolista", le elogia el ex futbolista Juan Cruz Sol, ojeador del Chelsea desde 2006. Pero reflexiona: "Todo esto de la sanción es algo muy raro. La verdad es que no lo entiendo".

El precedente data de 2006, cuando el TAS resolvió que el Roma debía abonar al Auxerre siete millones por el defensa Philippe Mexes, llegado al conjunto romanista en 2004. Además, decidió bloquear el mercado de fichajes del Roma hasta enero de 2006. Para varios clubes de Primera División, que se preservan de desvelar su identidad, estos dos ejemplos suponen un antes y un después. "Ahora le ha pasado al Chelsea, un club potente de la Premier", argumentan; "por lo que esto puede cambiarlo todo, como en su día ocurrió con la Ley Bosman". No cabe duda, en cualquier caso, que el Lens debe tener pruebas bien documentadas para ganar, de momento, el caso.

"El Chelsea paga por su mal comportamiento. Se lo llevó con 16 años después de que lo formáramos durante ocho cursos", mantiene Gervais Martel, presidente del Lens. El Chelsea puede recurrir esta sanción al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). "Nos parece totalmente desproporcionado", añaden desde el club londinense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de septiembre de 2009