Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP introduce la opción de compra

El Partido Popular, el socio preferente del Gobierno, se moja más que los socialistas en su enmienda de totalidad a la propuesta de UPyD. Además de instar al Ejecutivo autónomo a que aumente el número de viviendas protegidas en alquiler hasta llegar a un porcentaje del 60%, introduce una novedad. Quiere que al menos el 50% de los inquilinos de esas casas en régimen de arrendamiento pueda ejercer una opción de compra durante siete años, a contar desde el momento en que se produce la calificación definitiva.

Adquirida la vivienda, su titular no podrá venderla en los tres años siguientes por un precio superior al establecido por metro cuadrado de superficie útil para la VPO que se califique en la misma fecha en la que se produzca la venta y en la misma localidad o ámbito urbano.

Por su parte, Juan Antonio Arieta-Araunabeña, parlamentario del PNV, plantea que mientras no se apruebe la ley de Vivienda, se garantice que al menos el 20% del total de las casas que se edifiquen en los municipios obligados a reservar suelo para pisos de protección oficial, lo sea en un régimen de alquiler social protegido.

El gran escollo a la hora de que todas las viviendas se puedan construir para un régimen de alquiler es la viabilidad económica de las promociones, ya que éstas no se rentabilizan al menos en un plazo de 15 o 20 años. Y después hay que añadir que los ayuntamientos se han mostrado hasta el momento bastante remisos a estas promociones por la necesidad de ingresar dinero a través de la venta de terrenos para la construcción, algo que no podría ocurrir si las viviendas se destinasen exclusivamente al alquiler.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de agosto de 2009