Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:VINT CERF | Vicepresidente de Google | VIENE DE PRIMERA PÁGINA... EL GIGANTE GOOGLE

"Vivimos un año mejor de lo soñado"

Google lo es ya todo en la Red. Ha indexado, organizado y dado sentido a Internet. Se ha convertido en la puerta mayoritaria de entrada al ciberespacio. Además, ha ofrecido al ciudadano correo electrónico; portales de noticias, y mapas del mundo, la Luna y Marte. Ahora se atreve a entrar en un coto que hasta ahora había sido casi exclusivo para otros dos grandes: Microsoft y Apple. Según anunció la compañía en junio, desarrollará un sistema operativo para ordenadores. Google se expande, y parece conocer pocos límites.

Ha pasado más de una década desde que la empresa naciera en California, en el garaje de dos estudiantes de la Universidad de Stanford. Ahora es un gigante de la Red. Como tal, tiene en su cuadro directivo a mitos vivientes de Internet, como Vint Cerf, uno de los creadores de la arquitectura de la Red, vicepresidente y evangelista jefe de la compañía. Para él, el ofrecer un sistema operativo adaptado a la Red es un paso lógico en Google y beneficioso para el internauta. Primero, porque será gratuito. Segundo, porque será libre, abierto a modificaciones y mejoras por parte del usuario.

La firma ingresó 1.000 millones de euros en el segundo trimestre de 2009

"Nuestra intención es compartir lo que sabemos sobre cómo construir sistemas operativos eficientes", explica Cerf en las oficinas de Google en Washington. "El sistema operativo, Chrome, está diseñado pensando en el usuario que, sobre todo, navega por la Red. Además, está muy orientado a los netbooks". Son ordenadores portátiles pequeños, sencillos y de poca potencia, útiles en la navegación online y el uso del e-mail.

Microsoft, creador de Windows, respondió a ese anuncio con una alianza a 10 años vista con el segundo buscador más usado en EE UU, Yahoo! Ambos tratarán de comerle terreno al gigante de la Red en su propio terreno, el de las búsquedas. Por sus audaces proyectos empresariales, a Google se le han abierto múltiples frentes. Uno de ellos es el proceso de creación de una biblioteca virtual que pone al alcance del internauta millones de libros, que se podrán consultar online y comprar con sólo un click. Google llegó a un acuerdo con las grandes editoriales de EE UU en 2008 por el cual les pagará casi 90 millones de euros. Algunas organizaciones privadas acusaron entonces a Google de querer hacerse con los derechos de los libros huérfanos, aquellos cuyo copyright ha caducado y cuyos autores y editoriales han desaparecido. Además, la división antimonopolística del Departamento de Justicia reveló a principios de julio que había abierto una investigación sobre el proyecto. En la empresa no cundió el nerviosismo. "Nuestra motivación con Google Book Search es la de siempre: facilitar a la gente el acceso a la información", explica Cerf.

Con este programa, estudiantes e investigadores podrán tener acceso a libros valiosos que ya no se imprimen, de los que sólo queda un puñado de copias en el mundo. La empresa ya tiene escaneados siete millones de libros. Además, explica Cerf, "éste no es un acuerdo exclusivo. No impedimos que [las editoriales y autores] lleguen a acuerdos con otros buscadores".

Por lo demás, éste está siendo un buen año para Google. En el segundo trimestre de 2009, la compañía registró unos beneficios netos de 1.000 millones de euros, los mayores ingresos trimestrales desde que comenzó a cotizar en la Bolsa hace cinco años. "Estamos viviendo un año mejor de lo que hubiéramos imaginado con semejante clima económico", explica Cerf. "Creo que es una muestra de que el mercado publicitario online aún es muy fuerte y de que hemos tomado medidas fiscales responsables para contener los gastos".

A Cerf le gustaría que el futuro de la compañía pasara por investigar más en el reconocimiento y generación de habla. "Para la gente que no ve, interactuar con los ordenadores a través del habla es algo muy valioso". De momento, uno de los hechos que le tiene fascinado es el de que, cada día, un 20% de las búsquedas introducidas en el buscador sean nuevas.

"Es algo que me deja atónito. ¿Cómo es posible?", se pregunta. "Hay una explicación. La Red no es un espacio inmóvil, no es como una biblioteca llena de libros. Es muy, muy dinámica. La gente arranca unas páginas, cambia otras. Es como una biblioteca que adquiere nuevos libros cada día y pierde libros cada día, por eso es necesario seguir indexándolos". Y para eso, está, precisamente, Google.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de agosto de 2009