Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PATXI LÓPEZ | 'Lehendakari'

"Rajoy está jugando a deslegitimar todas las instituciones democráticas"

Hace hoy 107 días que el primer Gobierno socialista de la historia de Euskadi tomaba posesión. El 'lehendakari', Patxi López (Portugalete, Vizcaya, 1959), repasa el discurrir del cambio vasco y la situación política nacional

López y su equipo conocieron hace días que entre la herencia de su predecesor, Juan José Ibarretxe, figura una oficina del Gobierno vasco en la Bolsa de Bilbao, donde se celebra la entrevista. Nadie lo dijo en el traspaso de poderes.

Pregunta. ¿Qué se arrepiente de no haber hecho estos 100 días?

Respuesta. No tengo nada de qué arrepentirme, ni de lo hecho ni de lo dejado de hacer. Siempre te hubiera gustado imprimir más ritmo a ciertas cosas, pero estoy razonablemente satisfecho, como Gobierno en su conjunto.

P. Eliminar la propaganda de ETA de las calles ha sido el primer espejo del cambio. ¿Prevé una escalada de los radicales?

R. Tenemos tres prioridades: lucha contra ETA y deslegitimación de la violencia, lucha contra la crisis e intentar mejorar el bienestar social. No sé si habrá recrudecimiento; lo que va a haber es voluntad inquebrantable de que los espacios públicos sean para los demócratas y no para quienes hacen apología de la violencia. Ahí no vamos a bajar la guardia ni un minuto, ni a cansarnos.

"No vamos a bajar la guardia ni un minuto frente a la apología de ETA"

-"¿Y si Zapatero pacta con el PNV los Presupuestos?" -"Perfecto"

P. ¿Se debe impedir que la madre de un preso etarra se manifieste en silencio pidiendo sólo su acercamiento a Euskadi?

R. No. A veces la línea divisoria es muy delgada entre libertad de expresión y manifestación y apología del terrorismo. Vamos a ser muy escrupulosos en respetar esa línea, pero al final son los jueces quienes determinan qué está permitido. A veces se podría invadir algún derecho y no queremos hacerlo de ninguna manera.

P. ¿La sola existencia de ETA imposibilita la legalización de la izquierda abertzale?

R. No he dicho eso nunca, ni antes de ser lehendakari ni ahora. Ese mundo, si quiere hacer política debe alejarse definitivamente de la violencia. No se puede, con la excusa de hacer política, ser tapadera de una banda terrorista. No está permitido en ningún país.

P. Las diferencias sobre un diálogo con ETA del tipo que sea ¿seguirán impidiendo la unidad de los demócratas contra el terror?

R. Estoy convencido de que puede haber unos principios básicos que nos unan a todos. Y uno es que todos los partidos democráticos digamos que ETA no va a conseguir absolutamente nada mediante la violencia, ni dejándola tampoco, porque sería como ceder al chantaje del terror. ETA ha tenido múltiples ocasiones de acabar con su existencia y las ha desaprovechado. Sólo le queda desaparecer. Si todos somos capaces de entender que ahora nos corresponde defender el Estado de derecho, deslegitimar la violencia y decir a ETA que no va a lograr nunca nada, esa unidad básica definiría la fortaleza de los demócratas y la debilidad de ETA.

P. ¿Y todos lo entenderán?

R. Creo que seremos capaces de entenderlo y expresarlo.

P. ¿Ha hablado con Zapatero del pacto en Euskadi ante el creciente enfrentamiento con el PP?

R. Es evidente que hablamos de ese asunto, pero aquí en Euskadi tanto el PP como el PSE tenemos intención de preservar este entendimiento, que va mucho más allá de la crispación en el resto de España. Bastante más importante en Euskadi es asentar un cambio que pretende definir un país para todos que el conflicto que a veces tiene más intereses electorales en el resto de España.

P. ¿Diría que el PP está asediado por la corrupción?

R. Es evidente que tiene un gran problema con los casos de corrupción. Me importaría que el PP fuera capaz de definir en el conjunto de España espacios para el encuentro. España atraviesa una crisis que necesita del compromiso de todos, y también del PP, al que le vendría muy bien, pues lo convertiría en un partido capaz de ayudar a resolver los problemas en lugar de buscar permanentemente el conflicto.

P. ¿Rajoy debería tomar ejemplo de Basagoiti?

R. En ese saber cuándo un problema se convierte en asunto de Estado para ayudar a resolverlo y no utilizarlo para desgastar al Gobierno de turno, sería bueno.

P. Con las acusaciones de espionaje el PP ha acelerado el enfrentamiento con el PSOE.

R. El PP está más preocupado en buscar el conflicto permanente, incluso jugando con cosas con las que no se debería jugar, en lugar de hacer una oposición mucho más responsable que la sociedad entendería mucho mejor.

P. ¿Con qué no se debe jugar?

R. Jugar a deslegitimar absolutamente todas las instituciones de la democracia. Disparar a todo lo que se mueve, sea la justicia o las bases de un Gobierno democrático, no es de recibo.

P. ¿Abordará una reforma del Estatuto como en Cataluña?

R. Actualizar el Estatuto debe tener una premisa básica: el consenso. El Estatuto es mucho más que una lista de transferencias. Es el marco del autogobierno de los vascos y de la convivencia en una sociedad tremendamente plural. Y es un triple pacto: entre vascos, entre instituciones y territorios, y entre vascos y el conjunto de los españoles. Si uno quiere actualizarlo debe mejorar esas condiciones. O nace del consenso o sería un viaje hacia atrás y a eso no estamos dispuestos. Por eso hemos empezado a negociar las transferencias pendientes y a ver con los partidos la posibilidad de avanzar en la actualización estatutaria, si fuera posible y necesaria. Pero las prioridades del Gobierno pasan por el combate a ETA, la lucha contra la crisis y la calidad de vida.

P. ¿Teme que el Constitucional recorte el Estatuto catalán?

R. Soy de los convencidos de que no lo va a recortar mucho.

P. ¿Introduciría en el Estatuto vasco, como figura en el catalán, el derecho y el deber de conocer las dos lenguas oficiales?

R. En materia lingüística las cosas no se hacen por decreto, sino con sentido común. No quiero comparar en absoluto el caso catalán y el vasco. El euskera hay que fomentarlo en libertad y sin generar rechazos, que es lo que ha pasado muchas veces. Y no hay que usarlo como arma arrojadiza ni instrumento político de nadie, sino como patrimonio de todos.

P. ¿En crisis hay que bajar impuestos o subirlos?

R. Me tienen que decir cómo se cuadra obtener menos recursos bajando impuestos y luego gastar más en las líneas básicas. Para poder hacer cosas hay que tener recursos y para tener recursos hay que tener impuestos.

P. ¿Y si Zapatero pacta con el PNV los Presupuestos Generales del Estado?

R. Perfecto. Siempre he sido partidario de que los nacionalistas se impliquen en los presupuestos y la gobernabilidad de España. Siempre hemos avalado esa participación del PNV en los Presupuestos Generales lo mismo que hemos aprobado los vascos estando en la oposición.

P. ¿Los padres que lo deseen podrán educar a su hijo en castellano en cualquier colegio vasco?

R. Seguramente eso será imposible. Podrán educar en castellano a una distancia razonable de su domicilio. Poner en cualquier colegio educación en castellano seguramente sería inviable. No vamos como talibanes ni de una cosa ni de la otra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de agosto de 2009