Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inicio de un nuevo túnel satura de obras la calle de Serrano

Ya no queda casi espacio para caminar. Nuevos aparcamientos soterrados, aceras más anchas, carriles bici... La calle de Serrano -en el tramo comprendido entre la Puerta de Alcalá y la calle de los Hermanos Bécquer- está cubierta de vallas y tomada por los obreros. La última construcción que se suma al tajo más concurrido del verano es la obra del tercer túnel ferroviario Atocha-Chamartín. Entre los números 95 y 107, junto al cruce con la calle de María de Molina, acaba de comenzar la excavación de un pozo de ventilación.

La circulación de vehículos queda limitada a dos carriles en ese tramo. También pierden espacio los peatones en la acera contigua, según una nota de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Fomento), responsable de la construcción del futuro túnel reservado a la Alta Velocidad.

La construcción del pozo de ventilación es un paso previo a la excavación del futuro túnel, de 7,3 kilómetros de longitud, de los que 6,9 discurrirán soterrados. La mayor parte del trazado, que tendrá una profundidad media de 40 metros, se excavará con una tuneladora que comenzará a rodar durante el primer trimestre de 2010 en las inmediaciones de Chamartín. Sólo el cruce de la calle de Mateo Inurria se excavará a cielo abierto.

El presupuesto del túnel supera los 206 millones de euros, un presupuesto que incluye la excavación, la instalación de la vía y los equipos de seguridad.

Además de la reducción de carriles por el futuro túnel, los conductores soportan estos días los cortes parciales en el cruce entre Goya y Serrano por la construcción municipal de las galerías de servicios. Hasta el próximo viernes afectará a la acera de los impares. Del 22 al 26 de agosto, se trasladará a los números pares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de agosto de 2009