Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Nudismo, sí

La persecución del nudismo o naturismo, ahora candente en las playas de Cádiz, Almería y otras, constituye un ataque frontal y humillante a los derechos naturales y constitucionales de ciudadanas y ciudadanos maduros, responsables, conscientes, informados y dignos quienes, no sólo no hacen daño alguno a nadie, sino que sólo pretenden disfrutar de baños de sol, mar o aire libre sin necesidad de humillarse con una prenda que nadie ha conseguido aún explicar para qué sirve, salvo para dejar de manifiesto que el cuerpo humano, a diferencia del de los animales, es malo y ha de ser por tanto sistemáticamente tapado, censurado y perseguido. Sinceramente: esto sí que me parece una auténtica vergüenza, un oprobio y un ataque frontal a la inteligencia y la sensibilidad de todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 2009