Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís denuncia el "despilfarro" del Consell

La diputada de Compromís Mireia Mollà denunció ayer que las cuentas de la Generalitat correspondientes a 2008 son, al igual que las de "años anteriores", una "muestra de despilfarro, mala gestión económica y presupuesto de chiringuito".

El resumen de las cuentas anuales del ejercicio anterior, publicado el lunes, refleja que a 31 de diciembre la Generalitat tenía pendientes de pago 1.930 millones de euros. Mollà expresó en un comunicado que año tras año los problemas "son los mismos": endeudamiento, improvisación contable e ingresos de imposible cobro.

"La financiación de la Administración es un problema que tiene nombre y apellidos, Francisco Camps", aseguró Mollà. "La inabarcable deuda que arrastra la Administración y la decidida apuesta por la privatización de los servicios públicos responde a intereses particulares, no al interés general", añadió.

Para la diputada, "es urgente un cambio en el Consell, pero sobre todo un cambio de modelo en la gestión, que rompa con las relaciones de interes del PP con determinadas posiciones ideológicas". Además, mostró su temor a que "la inminente crisis de Gobierno" pueda "servir para pagar fidelidades a Camps".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de agosto de 2009