Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:PISTA GASTRONÓMICA

'Kebab' de cordero en la calle

SHEESH

Casa GH, local 40. (frente a Pomelatto). Puerto Banús (Marbella).

Teléfono 699 70 36 61.

Entre 8 y 10 euros por persona.

Ni sus horarios de trabajo son convencionales ni el lugar se localiza fácilmente. Aun así merece la pena, como atestigua la variopinta clientela que desde el mediodía hasta bien avanzada la madrugada acude a este rincón medio escondido entre las callejuelas traseras de Puerto Banús (Marbella) con objeto de degustar sus döner kebab (carne asada dando vueltas), bastante más auténticos que los que suelen ofrecer ciertas cadenas. Nos referimos a esos bloques de carnes de cordero, de pollo o ternera que después de marinados se asan sobre un pincho vertical giratorio. Comida de paso o de calle, un fast food en versión mediterránea, suculenta cuando está bien elaborada, que tiene raigambre turca e influjo berlinés, a pesar de que algunos omitan reconocerlo.

SHEESH

Casa GH, local 40. (frente a Pomelatto). Puerto Banús (Marbella).

Teléfono: 699 70 36 61.

Entre 8 y 10 euros por persona.

Encuentra más restaurantes en Marbella

Los árabes los denominan shawarma, y los griegos, gyros, pero la receta es la misma, aunque tanto unos como otros peleen por su patente. A medida que la carne se va asando, el cocinero corta lonchas finísimas con las que rellena panes de pita redondos (sin levadura), junto con tomate, lechuga, salsa turca y especias. Una idea simple que se gestó en Berlín en 1971 de la mano de un turco de 17 años, Mehmet Aygün, que trabajaba en el local de su tío y que le convertiría en un magnate de la hostelería. No hay que olvidar que los döner son la comida rápida más vendida en Alemania, donde cuenta con 10.000 puntos de venta. Las mejores especialidades de este Sheesh marbellí son el dönner chicken, el kebab de pollo, el shawarma, delicioso kebab de cordero, y sobre todo, el falafel (albóndigas de harina de garbanzos) vegetal, con lechuga. Y como complemento, salsa de yogur y tragos de cerveza. Por supuesto, todo se degusta de pie, como corresponde a un bar de calle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de agosto de 2009